Investigaciones están dirigidas a proteger las fuentes de agua y a explorar las posibilidades de la riqueza biológica, las cadenas agroindustriales y las energías renovables.

Esta es la historia del hombre que ha dedicado su vida a cuidar las plantas con las que se reforesta el suroriente de Boyacá.

Comunidad de Tasco insiste en la necesidad de proteger las fuentes de agua y de superar los pasivos ambientales.

Tribunal Administrativo de Boyacá, en una decisión histórica, le otorgó este reconocimiento y ordena su delimitación concertada.

El Ocad Nacional de Ciencia y Tecnología le aprobó $4.300 millones para estudios y diseños de esta ‘aula de conocimiento’ que funcionará en el Jardín Botánico de Tunja.

En su discurso de posesión, el nuevo presidente de Colombia se propuso hacer frente a la deforestación e invertir en ciencia.