Avalancha en la vereda Granada de Rondón provocó mortandad de peces 
Foto: archivo Corpoboyacá
Published in Conflictos,
Domingo, 24 Marzo 2019 01:06

Avalancha en la vereda Granada de Rondón provocó mortandad de peces 

Autoridades recomendaron a la comunidad abstenerse de recolectarlos y consumirlos.

La situación, que se conoció el viernes 22 de marzo a las 9 de la mañana, fue evaluada por profesionales de Corpoboyacá y Corpochivor en compañía de integrantes de los comités municipales de gestión del riesgo de los municipios de la región incluidos Páez, Miraflores y Campohermoso.

El trabajo de los organismos de socorro y de las autoridades ambientales condujo a descartar que la muerte de los peces hubiera sido provocada por sustancias extrañas en el agua. Las comisiones desplazadas al lugar pudieron evidenciar la presencia de material de arrastre, troncos de gran tamaño y lodo sobre el cauce del río Lengupá.

Así lo reportó el coordinador departamental de Gestión del Riesgo de Boyacá, Germán Bermúdez en su cuenta de Twitter: 

 

“Al encontrar condiciones inadecuadas para la supervivencia de los peces debido a la alta turbulencia y turbidez del agua estos no pudieron sobrevivir”, concluyó el reporte oficial entregado por Corpoboyacá.  

Dentro de las actuaciones realizadas por las autoridades se destacan las siguientes:

- Recorrido sobre el tramo del río Lengupá, entre el puente que comunica a los municipios de Miraflores y Berbeo aguas abajo hacia límites con el municipio de Páez.

- Recorrido sobre el río Lengupá, tramo entre los municipios de Miraflores y Zetaquira, aguas arriba con el fin de verificar las condiciones actuales.

Luego de estas inspecciones, los equipos de Corpoboyacá, Corpochivor y de los cuerpos de bomberos de la zona llegaron a las siguientes conclusiones:

- Producto de testimonios recopilados con habitantes localizados en la ribera del río, se establece que hacia las 11:00 p.m. del jueves 21 de marzo, en la vereda Granada del municipio de Rondón, se presentó un evento de avalancha en la madrugada del viernes 22 que desembocó en el río Lengupá.

- Se evidenciaron altos niveles de turbiedad en el agua, arrastre de material y peces muertos de las especies trucha arco iris, tilapia negra bocachico. Algunos estaban enterrados en el barro y otros eran arrastrados por la corriente.

- No se evidenció la presencia de sustancias extrañas en el agua ni olores ajenos, únicamente material de arrastre, troncos de gran tamaño y lodo.

Recomendaciones

A raíz de la situación y para evitar una emergencia sanitaria que comprometa el bienestar de la comunidad localizada en la ribera del río Lengupá, en el tramo comprendido entre Páez, Miraflores y Campohermoso, se hicieron las siguientes recomendaciones:

- Evitar la recolección y el consumo de los peces muertos que han sido depositados a lo largo de la costa del río.

- Las actividades de pesca artesanal que normalmente se llevan a cabo por los habitantes de la ribera del río deberán suspenderse temporalmente, hasta tanto las condiciones de calidad del agua del río presenten normalidad.

- Los acueductos veredales y/o municipales que hacen uso del agua del río Lengupá para consumo humano deberán abstenerse de realizar captación del líquido durante 48 horas, mientras los niveles de turbiedad se reducen. Para garantizar su abastecimiento podrán acudir al agua disponible de nacimientos y quebradas aledañas o reservorios.

- También deberán suspender el uso de agua para abrevadero y riego por las próximas 48 horas con el fin de evitar efectos sobre ganado y cultivos.

- Reportar a los comités municipales de gestión del riesgo la presencia de material vegetal y/o troncos de gran tamaño que pudieran haber sido arrastrados por la corriente y que estén generando represamiento.

- Atender a los comunicados y/o información oficial que se emita a través de los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres.

- Corpoboyacá y Corpochivor mantendrán acciones de monitoreo permanente con el objeto de identificar la posible descarga de sustancias que puedan afectar la calidad del agua del río.