La extracción de materiales de construcción causa afectación al bosque nativo.
La extracción de materiales de construcción causa afectación al bosque nativo. Foto: archivo particular
Published in Conflictos,
Martes, 08 Mayo 2018 20:11

Cantera con licencia ambiental amenaza fuentes de agua de Pauna

Comunidad pide a Corpoboyacá declarar como área protegida el subpáramo de Monte y Pinal y salvaguardar el recurso hídrico del Occidente.

Una licencia ambiental expedida por Corpoboyacá en el año 2000 para la extracción de recebo y otros materiales de construcción tiene en vilo el futuro hídrico de Pauna, de otros municipios de Boyacá como Briceño Tununguá y Maripí y de poblaciones de Santander como Florián.

Darío Roa Camargo, concejal de Pauna, aseguró que la cantera está ubicada a menos de cuatro kilómetros del área boscosa de Monte y Pinal y que el impacto de su actividad está comprometiendo a la vegetación nativa de la que depende la microcuenca de la quebrada La Manotera, que asegura la subsistencia de los pobladores de Pauna.

Roa se mostró desconcertado con el concepto técnico de Corpoboyacá que reporta el cumplimiento del plan de manejo por parte de la empresa Rubau que actualmente explota la cantera para hacer el mantenimiento de las vías de la región.

Aseguró que a pesar de la problemática la Alcaldía de Pauna y la comunidad han adelantado jornadas de arborización para aumentar la cobertura vegetal y reemplazar especies como el pino y el eucalipto. Agregó que se iniciará la recolección de firmas para exigirle a la autoridad ambiental declarar a este subpáramo como área protegida.

Al desarrollo de la actividad extractiva se suma que el uso del suelo en veredas de recarga hídrica como Monte y Pinal y Manote Alto permite la ganadería y la agricultura extensivas como se publica en el portal de la Alcaldía.

Darío Roa Camargo, concejal de Pauna. Foto: entreojos.co

Con las manos atadas

“Las autoridades locales no podemos hacer nada frente a una explotación que cumple con su plan de manejo ambiental, así está contemplado en la Ley 99 de 1993, la Ley es permisiva y hay que modificarla para que estimule la conservación a través de incentivos”, dijo el alcalde de Pauna, Eulices Caro.

El mandatario aseguró que la problemática quedó incorporada en el Plan de Desarrollo de Boyacá y el en Plan de Acción de Corpoboyacá para que tanto el departamento como la corporación destinaran recursos para la protección del subpáramo de Monte y Pinal, sin embargo, en ninguno de los documentos está priorizado el tema.

Ese ecosistema si fue incluido en las expediciones Boyacá Bio que realiza el Instituto Humboldt para determinar la biodiversidad presente en esta zona de Boyacá.      

Frente al concepto de Corpoboyacá en el sentido de que Monte y Pinal no es un páramo sino un subpáramo, el alcalde insistió en que “llámenlo como lo quieran llamar, esa es la única recarga hídrica con la que cuenta la provincia de Occidente”.

Hay una alternativa

Otoniel Rodríguez pidió al director de Corpoboyacá intervenir para proteger las fuentes de agua de Pauna. Foto: entreojos.co 

Corpoboyacá le recomendó al Concejo y a la Alcaldía de Pauna incluir el subpáramo de Monte y Pinal en el Sistema Municipal de Áreas Protegidas, una figura de conservación que reúne al conjunto de bosques, páramos, lagunas y ecosistemas estratégicos de un territorio, que pueden ser públicos y privados, con el fin de emprender acciones de restauración, conservación y educación ambiental.

Aunque el director de Corpoboyacá, Ricardo López Dulcey, admitió que hasta hace poco tiempo desconocía el valor ambiental de Monte y Pinal, apuntó que lo importante es proteger este recurso y puso a disposición de los representantes de Pauna el equipo de profesionales de la entidad para la incorporación de Monte y Pinal en el Sistema Municipal de Áreas Protegidas.

Mientras tanto el concejal Darío Roa Camargo reiteró que se avanzará en la recolección de firmas para que Corpoboyacá considere revocar la licencia ambiental que permite la explotación de la cantera y declare a Monte y Pinal como un área protegida de carácter regional.