Habitantes de la vereda El Pedregal, de Tasco, se hicieron presentes en la audiencia pública.
Habitantes de la vereda El Pedregal, de Tasco, se hicieron presentes en la audiencia pública. Foto: entreojos.co
Published in Conflictos,
Jueves, 01 Marzo 2018 03:33

Comunidad de Tasco no aceptó conciliar con Acerías Paz del Río la reapertura de la mina El Banco

Tribunal Administrativo de Boyacá citó a una audiencia de pacto de cumplimiento que al final fue declarada como fallida.

Aunque la pretensión del magistrado Luis Ernesto Arciniegas era lograr un acuerdo entre las partes para resolver la acción popular interpuesta en contra de la Siderúrgica, los demandantes rechazaron la propuesta presentada por los representantes de la empresa durante la sesión que tuvo lugar el miércoles 28 de febrero en el Palacio de Justicia de Tunja.

Adriana Martínez Villegas, apoderada de Acerías Paz del Río, planteó definir con las juntas de acción comunal un proyecto de beneficio común en el que prime el cuidado, el mantenimiento y la conservación del agua.

También expuso que junto a la operación de la mina se iniciaría un proceso de identificación y potencialización de una cadena productiva agropecuaria que fuera técnica y económicamente viable y ambientalmente sostenible.

Villegas agregó que Paz del Río iniciaría además un proceso de educación ambiental que tendría por objeto generar espacios de reflexión y acción sobre las problemáticas ambientales de la zona, así como la formulación de estrategias de intervención comunitaria para solucionarlas.

Las razones del rechazo

Cuando el magistrado preguntó al apoderado de la comunidad, el abogado Luis Enrique Orduz, si aceptaba los planteamientos de la compañía, este consultó sus notas y respondió negativamente al interrogante del togado.

Orduz, quien hace parte de la Corporación Podion, una ONG que promueve procesos de participación y desarrollo sostenible, y que asumió la vocería de la comunidad de la vereda El Pedregal, sector El Banco, argumentó que la fórmula de conciliación ofrecida por Acerías Paz del Río no era clara y concreta con la realidad de la zona y con las pretensiones de la demanda y que estaba repleta de ambigüedades.

Sostuvo que el “cuidado, el mantenimiento y la conservación del agua” que planteó la siderúrgica se contradice con el deterioro que hoy se advierte en la vereda El Pedregal producto de la explotación de hierro que entre 1990 y 2002 realizó la empresa y que en 2012 pretendió retomar en el mismo lugar.

Este intento provocó que en 2015 sus habitantes protagonizaran un bloqueo de algo más de un año y que acudieran a una acción popular argumentando la vulneración de su derecho a un ambiente sano. 

Orduz añadió que desde 2016 está vigente una medida cautelar que impide a Acerías Paz del Río realizar cualquier actividad productiva en la mina El Banco y recordó que en contraposición la Corte Constitucional, a través de la sentencia T341 de 2016, ordenó a la multinacional brasilera realizar adecuaciones técnicas y dar cumplimiento a los requerimientos de las autoridades ambientales y mineras con miras a mitigar el impacto ambiental ocasionado por la actividad extractiva anterior.

Entrevista: Luis Enrique Orduz, abogado de la Corporación Podion

Durante la audiencia de conciliación también se expuso el riesgo que la explotación de hierro generaría al páramo de Pisba y a las fuentes de agua de las que se surten los pobladores de El Pedregal. 

Ante la posición asumida por la comunidad a través de su apoderado, el magistrado Luis Ernesto Arciniegas decidió declarar fallida la audiencia de conciliación y anunció que avanzará en la práctica de pruebas que soportarán su decisión final sobre este particular.     

entreojos.co consultó a los representantes de la compañía sobre el resultado de la sesión y la posición de los habitantes de Tasco, sin embargo, la apoderada Adriana Martínez Villegas se excusó indicando que no estaba autorizada para entregar declaraciones a los medios de comunicación.