Procuraduría pide a Corpoboyacá investigar a la Gobernación de Boyacá por daño ambiental 
Published in Conflictos,
Lunes, 08 Abril 2019 01:43

Procuraduría pide a Corpoboyacá investigar a la Gobernación de Boyacá por daño ambiental 

Los hechos están relacionados con la apertura de una carretera cerca al Parque Nacional Natural Pisba.

A finales de octubre de 2018 se hizo pública una denuncia relacionada con la intervención de un bosque nativo en la vereda Pueblo Viejo de Socotá, zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Pisba.

La información preliminar, publicada el 31 de octubre por entreojos.co, daba cuenta de que los trabajos se realizaron con maquinaria de la Gobernación de Boyacá y que la operación de los equipos había impactado una buena porción de vegetación nativa, incluidas seis quebradas que nacen en zona de páramo.

También le puede interesar: Bosque que limita con el páramo de Pisba fue intervenido para ampliar vía veredal en Socotá

A raíz de esta denuncia, el 8 de noviembre de 2018 la Procuraduría General de la Nación, a través de su delegada para asuntos ambientales, les ordenó a las corporaciones autónomas regionales de Boyacá y de la Orinoquia tomar las medidas necesarias para la suspender la construcción de la carretera e iniciar procesos sancionatorios en contra de la Gobernación de Boyacá y la Alcaldía de Socotá.

También le puede interesar: Procuraduría pidió suspender construcción de carretera cerca al páramo de Pisba

Aunque en su momento el alcalde de Socotá, Dairo Herrera Pérez, descartó que se tratara de una obra nueva y de que se hubiera generado daño ambiental, las indagaciones adelantadas por Corpoboyacá y Corporinoquia demostraron lo contario.

De acuerdo con la información suministrada por Corpoboyacá, la visita técnica realizada a la zona permitió evidenciar que en efecto se trató de la apertura de una carretera de 12,3 kilómetros de longitud y de aproximadamente cinco metros de ancho. La Corporación advirtió además que para el desarrollo de esa obra no se tramitó la correspondiente licencia ambiental tal como lo establece el Decreto 1076 de 2015.

Los funcionarios de Corpoboyacá y de Corporinoquia pudieron corroborar además que el buldócer y la retroexcavadora de oruga, de propiedad de la Gobernación de Boyacá, intervinieron nueve quebradas sin que para ello se hubiera contado con el permiso de ocupación de cauces como lo determina el Decreto 1076. Entre las quebradas afectadas están La Culebrera, Marmajita, La Espernancada, El Guamo, Rufino y Contadero. 

Una situación similar se registró con la vegetación que fue derribada. La autoridad ambiental reportó que se talaron ejemplares de especies como cedro, granizo, palo blanco, higuerón cucharo, guayacán, encenillo y siete cueros. En este caso tampoco se tramitó el permiso de aprovechamiento forestal.

La petición de la Procuraduría

 Ricardo López, director de Corpoboyacá.

A pesar de la magnitud del impacto ocasionado a esta zona boscosa, la Procuraduría mostró su extrañeza porque en la Resolución No. 4540 del 12 de diciembre de 2018 a través de la cual Corpoboyacá inició el trámite sancionatorio ambiental contra la Alcaldía de Socotá, no se vinculó a la Gobernación de Boyacá.

La Procuraduría considera que las pruebas recopiladas demuestran que la Gobernación de Boyacá tiene responsabilidad tanto en la apertura de la carretera como en el deterioro ambiental ocasionado.

Basado en un informe de Corpoboyacá, la Procuraduría describe que “para la apertura de la vía entre Pisba y Socotá se requería tramitar licencia ambiental y otros permisos para uso de los recursos naturales renovables y en estas actividades están involucrados el Municipio de Socotá y la Gobernación de Boyacá”, teniendo en cuenta que los trabajos contratos desde 2017 se adelantaron en el marco del convenio interadministrativo No. 988 suscrito entre las dos entidades. 

Por esta razón la Procuraduría solicitó a Corpoboyacá revocar la Resolución No. 4540 del 12 de diciembre de 2018, en la que solo se requiere a la Alcaldía de Socotá, y proceder a incluir a la Gobernación de Boyacá.

entreojos.co conoció extraoficialmente que Corpoboyacá no había implicado a la Gobernación de Boyacá al proceso sancionatorio porque no se había podido acceder a la documentación que demostrara que la maquinaria comprometida era de su propiedad.

Ante el requerimiento de la Procuraduría,  Corpoboyacá respondió el pasado 29 de marzo que ya inició proceso administrativo sancionatorio ambiental en contra de la Gobernación de Boyacá dentro del expediente OOCQ – 00157 – 18.

Adicionalmente el Ministerio Público dio traslado del caso a la Fiscalía General de la Nación para avanzar en las imputaciones penales que puedan ser identificadas por los investigadores. 

Estaban advertidos

Foto: Luis Lizarazo

Un vocero  de la Procuraduría reveló que en junio de 2018 la Dirección Territorial Andes Nororientales de Parques Nacionales Naturales había comunicado al alcalde de Socotá, Dairo Herrera Pérez, las limitaciones que impone ejecutar obras de infraestructura en un área protegida como el Parque Nacional Natural Pisba.

Reveló además que tales restricciones fueron puestas en conocimiento de funcionarios de la Gobernación de Boyacá y de miembros de la comunidad que insistían en la necesidad de abrir el carreteable a través del Parque de Pisba.

También le puede interesar: Pueblo Viejo, el caserío donde durmió Bolívar, clama por ayuda

entreojos.co conoció que el martes 2 de abril se llevó a cabo una reunión en la Dirección General de Parques Nacionales Naturales, en Bogotá, en la que el alcalde de Socotá y delegados de la Gobernación de Boyacá plantearon la urgencia de que el gobierno nacional permita adecuar una vía que facilite el desplazamiento de los habitantes de Pisba y de veredas lejanas de Socotá hacia el casco urbano de este municipio.

El camino más cercano que tienen los habitantes de esta región para desplazarse hacia el centro del departamento es a través de la ruta libertadora, un camino de herradura inserto en el Parque Natural de Pisba que no ofrece garantías para la movilidad de personas enfermas o adultas mayores ni de productos de primera necesidad.

Aunque las autoridades ambientales y la misma Procuraduría son conscientes de la problemática social de los residentes de estas veredas, advierten que cualquier intervención que prevea realizarse en un ecosistema estratégico o en un área protegida debe contar con los respectivos permisos ambientales.

Acá el informe de Corpoboyacá sobre el resultado de la visita técnica