Ambientalistas esperan que proyecto de cebolla limpia permita la recuperación del Lago de Tota
Foto: entreojos.co
Published in Conservación,
Martes, 16 Abril 2019 11:11

Ambientalistas esperan que proyecto de cebolla limpia permita la recuperación del Lago de Tota

Clara Echavarría y Felipe Velasco valoraron la disposición de los cultivadores y coincidieron en que el proceso debe generar confianza.

Clara y Felipe fueron testigos de la presentación del proyecto de reconversión tecnológica del cultivo de cebolla en rama de la cuenca del Lago de Tota. Clara hace parte del Colectivo Ambiental por la Defensa de la Provincia de Sugamuxi. Felipe dirige la Fundación Montecito.

Las dos ONG han orientado su lucha hacia la defensa de los recursos naturales de esta zona del departamento de Boyacá, han sido críticas del actuar de las autoridades ambientales y de los productores de la región frente al cuidado del Lago y se han opuesto radicalmente a la presencia de multinacionales como Maurel & Prom que con el aval de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales pretendió ejecutar un proyecto petrolero en la cuenca del lago.

Clara Echeverría destacó que los cultivadores de cebolla larga ya son conscientes del impacto que genera la utilización de la gallinaza en la calidad de vida del embalse natural.

Este producto, proveniente del estiércol de gallina, es usado como fertilizante de la hortaliza y dada la proximidad de los cultivos con el cuerpo de agua y su alto contenido de nitrógeno y fósforo, este termina incidiendo en el crecimiento de la elodea, una plata acuática que afecta la oxigenación del lago. Este fenómeno es conocido como eutrofización y los expertos lo describen como “el problema de contaminación más importante de las aguas en lagos, ríos y embalses”.

La integrante del colectivo ambiental de Sugamuxi dijo que la iniciativa presentada por el Ministerio de Ambiente y Agrosavia, en alianza con Corpoboyacá, puede contribuir a la recuperación del Lago de Tota y pidió a sus promotores vincular a los agricultores tanto de la ribera como de la parte alta de la cuenca y hacer lo necesario para que esta técnica de producción limpia se pueda multiplicar en toda la región.

Echeverría consideró urgente tomar otras medidas para la protección del ecosistema y el bienestar de quienes de él dependen. Se refirió a la necesidad de construir y poner en funcionamiento las plantas de tratamiento de aguas residuales, tanto del municipio de Aquitania como de los hoteles que están a la orilla del lago.

También estimó prioritario regular las actividades turísticas para reducir sus efectos negativos y reclamó de Corpoboyacá un adecuado manejo de las aguas negras. Denunció la construcción de una edificación de ocho pisos a la orilla del lago, entre los sectores de El Crucero y Santa Inés, de la que dijo “es estéticamente agresiva con el paisaje” y mencionó que resulta extraño que se haya otorgado licencia para la ejecución de la obra en ese lugar.

 Hay que generar confianza

Felipe Velasco, de la Fundación Montecito, se declaró optimista frente al modelo de reconversión tecnológica planteada por el Ministerio de Ambiente.   

“Tengo buenas sensaciones y esperanza de que esto pueda marcar un quiebre positivo en las buenas prácticas agrícolas de la cebolla, un tema fundamental en la cuenca del lago de Tota”, aseguró Velasco.

Destacó que esta propuesta es el resultado de una cadena de sucesos y del proceso en el que han intervenido ONG, comunidad y autoridades para buscar soluciones a los conflictos socio – ambientales que comprometen el bienestar de ese ecosistema.

Recomendó que en la ejecución de este proyecto se corrijan vicios del pasado y sugirió implementar mecanismos de difusión y de transparencia de la información con el propósito de generar confianza entre la comunidad y resolver las dudas que se puedan presentar en el marco de su implementación.

Podemos tener diferencias y estas se resuelven con la confianza, a partir de allí se puede construir desde la diferencia. Ojalá al final podamos dar un parte de victoria”, concluyó Felipe Velasco.