Jorge Londoño y Sandra Ortiz, los senadores de Boyacá que dijeron no al fracking
Jorge Londoño y Sandra Ortiz, los senadores de Boyacá que dijeron no al fracking Foto: archivo particular
Published in Conservación,
Jueves, 02 Agosto 2018 03:02

Boyacá respaldó proyecto de Ley que busca prohibir el fracking en Colombia

Cuatro parlamentarios firmaron la iniciativa que fue radicada en el Congreso y que además propone transitar pronto hacia las energías limpias.

Un bloque de 30 senadores y representantes a la Cámara apoyó el proyecto propuesto por la Alianza Colombia Libre de Fracking que busca oponerse a la exploración y explotación de Yacimientos No Convencionales (YNC) de hidrocarburos en Colombia a través de la técnica conocida como fracturamiento hidráulico o fracking.

Boyacá acompañó el proyecto a través de los senadores Sandra Ortiz y Jorge Eduardo Londoño; y de los representantes a la Cámara, Wilmer Leal y César Pachón. De acuerdo con Carlos Andrés Santiago de la Alianza Colombia Libre de Fracking, la representante del Partido Verde Neyla Ruiz Correa no alcanzó a firmar el documento, pero expresó su disposición de respaldarlo en la plenaria.

Santiago señaló que el proyecto de ley contempla ocho artículos en los que se prohíben las actividades de fracking en todo el territorio nacional, se ordena la realización de un informe sobre los impactos socio-ambientales y a la salud pública de los hidrocarburos en el país, se promueve la diversificación energética y la transición hacia energías limpias y justas.

Tanto la Alianza Colombia Libre de Fracking como los parlamentarios que apadrinan el proyecto se refirieron a los pasos que en el mismo sentido han dado países como Alemania, Francia, Escocia, Irlanda y Uruguay; y los estados de Paraná en Brasil, Entre Ríos en Argentina, Castilla-La Mancha en España, Victoria en Australia y Nueva York, Vermont, Maryland, New Jersey, Pensilvania y Delaware en Estados Unidos.

A proteger el agua

Wilmer Leal, representante del Partido Verde, sostuvo que en el departamento hay una gran preocupación frente al riesgo de que la técnica del fracturamiento hidráulico se utilice en esta región del país.

Aseguró que hay más de 19 bloques petroleros destinados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para actividades de prospección y exploración y que, por ejemplo, en el caso de los contratos asignados en la provincia de Ricaurte se plantea que es viable hacer prospección, exploración y explotación a través de métodos convencionales o no convencionales.

Leal insistió en que hoy la prioridad es la protección de las fuentes de agua por lo que además de este proyecto también tramitarán otro relacionado con el mínimo vital de agua para las comunidades de escasos recursos y uno más que establecerá la obligatoriedad de que los trabajos de sísmica que realicen las petroleras cuenten con licencias ambientales, requisito que hoy no es exigido a estas empresas tal y como lo establece el Decreto 2041 de 2014.     

Alerta naranja

Sandra Ortiz, senadora del Partido Verde.

Al menos 14 municipios de Boyacá están en alerta naranja frente al riesgo de que en su territorio se explote petróleo y gas mediante el fracking.

Así lo señaló la senadora del Partido Verde, Sandra Ortiz, quien sostuvo que las comunidades están muy preocupadas. Se refirió a Chiquinquirá, Sáchica, varios municipios de Sugamuxi, Tasco y Betéitiva en donde su población se resiste a que estos procesos extractivos acaben con sus fuentes de agua.

Ortiz estimó que el nuevo gobierno debe apostarle a las energías limpias y renovables y destacó que dentro del articulado del proyecto de Ley se plantean incentivos para las empresas que inviertan en el sector. “Es nuestra responsabilidad frente a las actuales y futuras generaciones”, dijo la congresista.

Boyacá no es minero

Jorge Eduardo Londoño, senador del Partido Verde.

“Los recursos naturales no son infinitos, cuando se violenta la naturaleza en cualquiera de sus manifestaciones esta se fractura y se afecta”, apuntó el senador Jorge Eduardo Londoño, otro de los parlamentarios de Boyacá que avaló la propuesta del proyecto de Ley Anti Fracking.    

Londoño desvirtuó los argumentos de quienes defienden el fracturamiento hidráulico y recalcó que hay muchas evidencias que demuestran sus efectos negativos en las fuentes de agua y la calidad de vida de todos los seres vivos. 

Aludió a la situación que hoy se vive en la Serranía de las Quinchas por el derrame de petróleo que se registró muy cerca a la quebrada La Cristalina y recordó que Las Quinchas es uno de los 23 ecosistemas más importantes del mundo, según la NASA, por su capacidad para la captura de carbono.

Sobre la industria del petróleo y su aporte a las dinámicas sociales y económicas de Puerto Boyacá, Londoño fue enfático en señalar que lo único que le ha dejado ese sector a este municipio boyacense, ubicado en el Magdalena Medio, es pobreza y miseria.

“Cuando se está en la plenitud de la extracción no hay problema, solo hay opulencia, grandes salarios, prostitución, se olvida el campo y después vemos las consecuencias. Las multinacionales vienen, explotan y se van, pero a quienes les quedan los problemas es a las comunidades”, dijo el senador del Partido Verde.   

El dirigente añadió que la vocación de Boyacá es ambiental, turística, cultural y de servicios, no minera ni petrolera, y que se debe trabajar muy fuerte para fortalecer estos sectores de la economía regional.

Aunque el representante del Movimiento Indígena y Social (MAIS), César Pachón, también se sumó al proyecto, no fue posible obtener su declaración sobre esta iniciativa legislativa.

Aquí está el proyecto de Ley