Una comisión oficial recorrerá la Ruta Libertadora para evaluar sus opciones frente al ecoturismo.
Una comisión oficial recorrerá la Ruta Libertadora para evaluar sus opciones frente al ecoturismo. Fotos: archivo particular
Published in Conservación,
Jueves, 22 Noviembre 2018 10:53

Ecoturismo comunitario, la opción que plantea el gobierno para campesinos de Socotá

Parques Nacionales y la Gobernación de Boyacá evalúan los servicios que se ofrecerían a excursionistas a través de la Ruta Libertadora.

Historiadores, biólogos, arquitectos e ingenieros de varias especialidades iniciaron hoy un recorrido a lo largo de los 27.5 kilómetros del sendero por el que transitó Simón Bolívar hace casi 200 años entre la vereda Comeza Hoyada, de Socotá; y el municipio de Pisba.

Su tarea será hacer un levantamiento de información para evaluar el estado de la ruta desde lo biológico, lo histórico y lo cultural, y determinar las acciones que deberán emprenderse con el propósito de adecuar tanto del trayecto por el que marchó el ejército libertador como otros senderos hacia sitios de elevado valor simbólico de la importancia de la Laguna del Soldado. El proceso tiene tres fases, explicó el asesor del Plan Bicentenario, Herman Amaya Téllez: Diagnóstico, Ordenamiento y Plan de Acción. 

Amaya aseguró que el departamento ha venido trabajando muy de cerca con Parques Nacionales y las alcaldías de Socha, Socotá y Pisba en reuniones de planificación del ecoturismo al interior del Parque Nacional Natural de Pisba. Su afirmación fue ratificada por el gobernador Carlos Andrés Amaya quien confió en que el próximo año, cuando se conmemore el Bicentenario de la Independencia de Colombia, se logre abrir el sendero a los turistas y que la comunidad esté preparada para ofrecer servicios de guianza, alimentación y hospedaje.       

Alcance de los estudios

Además del inventario biológico, histórico y cultural, en el que intervienen profesionales de la UPTC, las entidades deberán determinar las acciones para el manejo de las aguas que fluyen a través del camino, la adecuación de las vías de acceso para el desplazamiento de vehículos hasta los límites del Parque y la definición de la capacidad de carga, aspecto relacionado con el número máximo de personas que por día pueden visitar la zona.

Al respecto Fabio Villamizar, director de la Territorial Norandina de Parques Nacionales Naturales, precisó que aunque el carreteable no puede atravesar el Parque de Pisba por tratarse de un área protegida, las entidades están considerando alternativas para facilitar la movilidad de los habitantes del sector y de los caminantes ocasionales.

Villamizar agregó que este es un proyecto macro liderado por la vicepresidenta de la República, Martha Lucía Ramírez, que incluye el análisis jurídico para la compra de predios a particulares que tienen propiedades al interior del Parque Natural, así como las acciones que deben ponerse en marcha para reducir las presiones generadas por la agricultura y la ganadería sobre la vegetación nativa que hace de este Parque, y en general del páramo de Pisba, una de las zonas de importancia hídrica más pobladas e intervenidas del país.

Comunidad será protagonista

“Queremos que sea un proyecto integral y que las comunidades sean las primeras beneficiadas a través de la figura del ecoturismo comunitario”, sostuvo Fabio Villamizar. El funcionario explicó que el proyecto incluye un plan de formación que estará a cargo del Sena para que los habitantes de la zona que deseen hacerlo se capaciten como operadores turísticos en temas de guianza, interpretación de senderos, desde lo ambiental y los histórico, y oferta de servicios logísticos y hoteleros.

El director de la Territorial Norandina de Parques Nacionales dijo que el tema del ecoturismo debe asegurar que la presencia de visitantes se de en condiciones adecuadas para el ecosistema, para los visitantes y para los habitantes de la región que deben poder beneficiarse de los ingresos que genere esta actividad.

Fabio Villamizar insistió en que con esta iniciativa el gobierno está dando una solución para que las comunidades puedan subsistir de manera sostenible y que se de una transición adecuada de las actividades tradicionales hacia otras más amigables con el ambiente, tal y como la establece la Ley de Páramos y las normas sobre delimitación de estas áreas.

entreojos.co conoció que el proyecto contempla incluir opciones como el pago por servicios ambientales para retribuir, al menos de manera temporal, a los campesinos que sean vinculados a programas de guadapáramos y de restauración vegetal.