En el Vaticano se cumplió el sínodo de la Amazonía.
En el Vaticano se cumplió el sínodo de la Amazonía. Foto: https://www.vaticannews.va/
Published in Conservación,
Jueves, 31 Octubre 2019 10:14

Sínodo de la Amazonía: Iglesia, arte y conciencia verde

En el Vaticano 185 prelados debatieron sobre los conflictos ambientales y la evangelización de las comunidades de la región. 

Fuente: www.france24.com

Según el Instituto de Recursos Mundiales, el año pasado se registró la desaparición de más de 1,3 millones de hectáreas de selva. Para contribuir a despertar la conciencia de la opinión pública, el mundo del arte se movilizó masivamente en la ciudad de Roma, en Italia.

Exposiciones y eventos que cruzan arte visual, fotoperiodismo y video se tomaron la ciudad eterna para alertar sobre la destrucción del Amazonas, llamado el "pulmón del planeta" y que concentra el 15% de la biodiversidad mundial.

Ricardo Cárdenas es un escultor colombiano. Sus obras, hechas en material reciclado, se inspiran de las formas de las "huellas" de la deforestación detectadas a nivel satelital en la selva amazónica colombiana. En la Casa de la Literatura, en Roma, lugar en donde se lleva a cabo su exposición 'Amazonia perdida', mostró una escultura que abarca buena parte del jardín interno del lugar: "Si te metes a Google Earth, está la misma silueta que tiene esta obra. Esto corresponde a 143.000 metros cuadrados de deforestación. En el Amazonas colombiano están deforestando cerca de 20 hectáreas por hora. Es posible que hoy esta huella esté más grande porque continúan deforestando". 

Cada una de sus obras viene acompañada de las coordenadas exactas que localizan las marcas de selva destruida en la Amazonia y las fotos en las cuales se reconocen claramente las formas de las "huellas" de deforestación.

Para Cárdenas, se trata de usar la estética artística para alertar la opinión pública de la dramática situación que afronta esta región del planeta y "poner el arte al servicio, sensibilizar a la gente del común". Dice con énfasis: "Quiero crear conciencia y crear presión social para que la gente cada vez se entere más de esto y esa presión comience a subir hacia las estructuras de gobierno y sientan que algo deben hacer".

Minería, el mal común de la selva amazónica

La exposición fotográfica 'Minería mal común', en la iglesia de la Traspontina, a pocos pasos del Vaticano, alerta de los estragos de las actividades mineras en la región panamazónica.

Pedro Landa de la Red Eclesial Panamazónica muestra imágenes de las montañas devastadas y de los efectos de estas actividades en las comunidades locales como en una fotografía de varias botellas transparentes llenas de agua color marrón oscuro en manos de una mujer: "Esa es el agua que la gente consume porque no hay otra opción", dice Landa.

Comentando la imagen de un cerro destruido en medio de excavadoras, Landa explica que estas actividades "generan venenos que se llaman drenaje ácido de minas, aguas ácidas. Y esas aguas pueden perdurar hasta por 200, 300 años contaminando los ríos".

Francisco Chaga, uno de los representantes indígenas presente en Roma para participar en el sínodo de la Amazonía en el Vaticano, visita la exposición. Viendo las imágenes su emoción es palpable: "En nuestros territorios se están destruyendo los recursos naturales y están dejando nuestras comunidades desprotegidas. Por eso es importante contar y denunciar lo que está pasando".

Proyecto Tribal Voice: dar voz a los indígenas 

Para dar voz a quienes no tienen voz, una instalación de video organizada por la ONG Survival International difunde testimonios de los pueblos indígenas del mundo entero que hacen llamados a la opinión pública internacional para defender sus derechos y denunciar violencias y abusos de los que son víctimas.

Francesca Casella, directora de Survival International en Italia, considera que es indispensable ligar la urgencia ecológica a la problemática social de las comunidades autóctonas: "Los pueblos indígenas son los mejores custodios de la naturaleza. Ayudarlos a proteger sus tierras y sus territorios es la mejor manera de proteger también la Amazonia y el planeta".

La instalación hace parte del proyecto Tribal Voice que abarca también las redes sociales, a través del hashtag #TribalVoice que ha registrado varios millones de visualizaciones. Actualmente en el mundo hay al menos 370 millones de indígenas repartidos en más de 60 naciones. Entre ellos, unos 150 millones viven en sociedades tribales.