La cascada La Honda es uno de los atractivos naturales de Gachantivá.
La cascada La Honda es uno de los atractivos naturales de Gachantivá. entreojos.co
Published in Conservación,
Lunes, 27 Marzo 2017 10:17

Una aventura llamada Gachantivá

El Encuentro Latinoamericano de Turismo Comunitario permitió que incluso los mismos boyacenses descubrieran las posibilidades del departamento.

Rena Takiguchi no reparó en el agua fría de la cascada la Honda, en Gachantivá. Se despojó de su chaqueta, de su blusa y de su pantalón corto y se dejó ver en un vestido de baño a rayas azules y rojas de dos piezas. Caminó a gatas entre las piedras y se lanzó al pozo que se forma al final de la caída de agua.

Se divirtió como una niña. Lo mismo hicieron dos chilenas y una ecuatoriana quienes fueron seducidas por la belleza del paisaje y en ropa interior enfrentaron esta aventura en una de las 25 cascadas que hay en el municipio.

Takiguchi, ciudadana japonesa, y las otras extranjeras hicieron parte de la delegación internacional que participó en el Primer Encuentro Latinoamericano de Turismo Comunitario que tuvo lugar en esta localidad de la provincia de Ricaurte. El Encuentro concluyó el domingo 26 de marzo con un festival folclórico y gastronómico en el que intervinieron las juntas de acción comunal y las comitivas invitadas.

Rena Takiguchi es cooperante de la agencia nipona Jica y actualmente apoya a una organización de trabajo comunitario de Guatemala que desarrolla proyectos de turismo rural en ese país centroamericano que, como están las cosas, podría convertirse en sede del segundo encuentro latinoamericano en 2018.

Cuando los periodistas indagaron su opinión sobre el encuentro, Rena, de tez blanca y estatura mediana, exhibió una sonrisa de satisfacción y dijo que no imaginaba que la oferta del turismo comunitario en el continente fuera tan amplia y diversa y valoró el hecho de que las iniciativas busquen de manera integral el beneficio de toda la población. 

Tuvo palabras generosas para referirse a la calidez y amabilidad de los habitantes de Gachantivá, a la belleza de sus paisajes y a la delicia de los platos típicos aunque confesó que nunca había comido tanta carne como la que se ofreció durante el encuentro.

Desde su experiencia Rena recomendó que las autoridades deben trabajar para mejorar la oferta de Internet en los hospedajes, así como del transporte público hacia la localidad. Después de las 3 de la tarde las posibilidades de ida y regreso son limitadas a pesar de que tres empresas tienen asignadas rutas: Cootransricaurte, Cootransvilla y Valle de Tenza.

Una apuesta comunitaria

Jorge Rondón es recordado por haber liderado una facción de campesinos que durante el paro agrario de 2013 exigió al gobierno nacional mejores condiciones para el sector.

Aunque prefirió partir cobijas con el grupo que lidera el polémico representante de las dignidades agropecuarias. César Pachón, Rondón no se quedó en reclamos, marchas y búsqueda de protagonismo sino que avanzó hacia la formulación de propuestas que generaran alternativas económicas a los productores agrarios del departamento.

Hace cinco años Rondón y otros habitantes de Gachantivá le presentaron a la administración municipal un estudio en el que se replanteaba la vocación económica del municipio a partir de la oferta natural y cultural de la población.

Su propuesta incorporaba los conceptos del ecoturismo, del agroturismo y del turismo comunitario como alternativas a la migración de los campesinos hacia el casco urbano a causa de las dificultades  y los altos costos para la producción y comercialización de los productos del campo.

No obstante el escepticismo inicial, este intento se concretó en la creación de la Asociación de Turismo de Naturaleza – Turistivá – que hoy agrupa a 22 operadores que ofrecen en sus fincas y casas campesinas alojamiento, alimentación e interacción con las labores del campo.

Sus integrantes han recibido el apoyo de los alcaldes y del Sena para capacitarse en administración, atención al público, manipulación de alimentos y organización de eventos, y gracias al inventario de posibilidades que tiene la región diseñaron un portafolio que incluye recorridos hacia cascadas, cuevas, zonas de bosque alto andino, cultivos de mora y caña  y fincas en donde se producen panela y artesanías.

“Lo que ofrecemos acá no es cualquier tipo de turismo, es un turismo que protege los recursos naturales”, aseguró Jorge Rondón, quien además se desempeña como vicepresidente de Turistivá.

Gracias al esfuerzo de la comunidad, Gachantivá tiene capacidad para alojar en posadas rurales, y en buenas condiciones, a 200 personas, sin embargo, sus habitantes tienen la esperanza de que la Gobernación de Boyacá les colabore para mejorar la vía de acceso desde Arcabuco y para cualificar la infraestructura de sus alojamientos.   

Turismo Vs. Minería

“El turismo de Gachantivá tiene una particularidad y es que le hace frente al tema de la minería”. Con esas palabras Camilo Alvarado, director de Travolution Colombia, gestora del Encuentro Latinoamericano, resaltó la propuesta de sus autoridades para convertirse en la sede de este evento internacional.

En su balance destacó el hecho de que Gachantivá tenga un producto turístico dado por su riqueza natural y recomendó aprovechar la voluntad de la Gobernación de Boyacá, de la alcaldía y de entidades como el Sena para cualificar y legalizar la oferta de servicios y mejorar la infraestructura vial y de comunicaciones.

Frente al riesgo que corren los ecosistemas por el incremento de visitantes a los destinos rurales, el director de Travolution Colombia argumentó que la mejor forma de conservarlos es a través del turismo comunitario. Agregó que en la fase del posconflicto esa es una opción que aportará de manera importante al futuro de Colombia.

Al cierre del encuentro Camilo Alvarado concluyó que uno de los logros más significativos fue el hecho de que los mismos boyacenses descubrieran que Gachantivá dispone de una diversidad de atractivos que ni siquiera imaginaban.