Aulas ambientales fortalecerán acciones de educación ambiental en Duitama
Published in Educación Ambiental,
Miércoles, 22 Marzo 2017 11:40

Aulas ambientales fortalecerán acciones de educación ambiental en Duitama

A través de ellas se buscará la recuperación de los ríos Surba y Chiticuy, del humedal el Cebadero y del páramo Pan de Azúcar.

La iniciativa de las aulas ambientales surgió del trabajo que realiza el Observatorio Social del Agua que vio la necesidad de involucrar al sector educativo en la protección de los ríos y quebradas de una ciudad que como Duitama ha visto como los caudales de agua que surtían su acueducto han disminuido.

Así lo explicó Pedro Reyes Zambrano, educador y ambientalista de la ciudad, quien se ha dedicado al estudio de las zonas de páramo y a llamar la atención de ciudadanos y autoridades sobre la necesidad de emprender acciones de conservación de las áreas protegidas.

Reyes explicó que además de vincular a los profesores y estudiantes de la ciudad, al interior del Observatorio se determinó el acercamiento con el municipio y con otras organizaciones sociales de tal manera que se lograra una articulación efectiva para promover la cultura del respeto por el agua.

Fue así como se trabajó en un modelo de lo que debería ser un aula ambiental que a la postre permitió presentarle a la Alcaldía de Duitama el proyecto para la creación de tres de estos espacios de formación. El primero, que colinda con Paipa, denominado Aula Ambiental del Río Surba ‘Fernando López Arenas’, en homenaje a un educador que trabajó por su preservación.

El segundo, Aula Ambiental del Río Chiticuy ubicada en el Instituto Técnico San Luis, en límites con Santa Rosa de Viterbo; y el tercero, el Aula Ambiental del Humedal El Cebadero, uno de los dos humedales que le quedan al río Chicamocha en su cuenca alta.     

Con el propósito de aprovechar sus potencialidades, la Secretaría de Educación de Duitama dispuso que todos los planteles educativos de la ciudad estén adscritos a una de estas tres aulas desde las que se orientarán los proyectos ambientales escolares y el servicio social que adelantan los jóvenes, todo en función de la protección de estos importantes y amenazados ecosistemas.