Boyacá está en riesgo alto y muy serio de que en su suelo se exploten yacimientos no convencionales de petróleo a través de esta técnica.