Su propósito es garantizar el acceso a la información confiable, a la justicia y a la participación pública en asuntos ambientales. 

Un estudio de un equipo internacional de investigadores publicado en la revista especializada PNAS así lo revela.

Expertos analizaron propuestas de candidatos sobre deforestación, agua, cambio climático, ordenamiento territorial y desarrollo sostenible.

Comunidades indígenas presentaron en Bonn su propuesta sobre cómo debe ser la plataforma para enfrentar los retos de las variaciones ambientales.