Un coro de voces le clamó al ministro de ambiente, Luis Gilberto Murillo, posponer la delimitación de uno de los páramos más poblados de Colombia.

Gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, invitó al funcionario a reunirse con los campesinos de la provincia de Valderrama.