El ultimátum se originó a raíz de la afectación de áreas bosque y páramo como las registradas recientemente en Socotá y Sativanorte

Corpochivor y la Policía Nacional concertaron un plan de capacitación para los uniformados que tienen a su cargo realizar los operativos.