El responsable podría ser desterrado durante 12 años como medida de castigo por el daño ambiental ocasionado.