Comunidad y líderes ambientales desmienten a Ocensa que en un primer reporte dijo que no había afectación a fuentes de agua.