Según la OMS se necesita un árbol por cada tres habitantes para mejorar la calidad del aire en las ciudades del departamento.