Comunidad pide a Corpoboyacá declarar como área protegida el subpáramo de Monte y Pinal y salvaguardar el recurso hídrico del Occidente.

La erosión corroe la ribera de la quebrada La Manotera, una de las fuentes de agua de la que se surten los habitantes del casco urbano de Pauna.