Ocensa informó que continúa con los trabajos de biorremediación en la zona afectada por la emergencia del 21 de julio.

Comunidad y líderes ambientales desmienten a Ocensa que en un primer reporte dijo que no había afectación a fuentes de agua.