Buscaban corroborar la presencia de especies amenazadas como parte de una estrategia de conservación.