La cuenca del lago de Tota es uno de los ecosistemas con mayores conflictos ambientales.
La cuenca del lago de Tota es uno de los ecosistemas con mayores conflictos ambientales. Foto: entreojos.co
Published in Conflictos,
Miércoles, 08 Julio 2020 15:52

Daños en flora nativa y minería ilegal, principales infracciones ambientales en Boyacá

Las provincias de Norte y Centro registran en 2020 el mayor número de conflictos según el reporte de Corpoboyacá. 

Una de las afectaciones registradas por la entidad se ubica en la vereda Tequita, del municipio de Sativasur. Allí se utilizó maquinaria para intervenir un área forestal protectora en la ronda de una quebrada con el fin de establecer un cultivo de papa. La actuación de las autoridades y las evidencias recopiladas dieron pie a la apertura de un proceso administrativo sancionatorio. 

Este fue uno de los 165 operativos realizados en el primer semestre del año, en asocio con la Fuerza Pública, y que condujo a la imposición de medidas preventivas, suspensión de actividades y decomiso de material forestal y de especies de fauna silvestre en la jurisdicción de la Corporación. 

Otros hechos descritos tienen que ver con procedimientos para castigar la caza ilegal de tinajo en Arcabuco a partir del cual se determinó el inicio de acciones penales en contra de los responsables; el transporte ilegal de madera en Pauna, la extracción de carbón sin los permisos ambientales ni mineros correspondientes en la vereda Centro, Sector El Chorro, de Mongua; y la investigación por un incendio en la ribera del Lago de Tota que afectó vegetación conocida como Junco redondo (Scirpus californicus) y Typha latifolia.

El 10 de junio se denunció que con maquinaria de la Alcaldía de Mongua se realizó la apertura de una vía en zona de páramo, y se pidió investigar la actuación y presunta responsabilidad del alcalde Marco Fidel Silva Rojas.

Corpoboyacá detalló que de enero a la fecha se han realizado 66 operativos de flora, 10 de fauna, 47 de minería, uno de residuos peligrosos, 11 de emisiones atmosféricas, 29 de recursos hídricos y uno en ecosistemas de páramos. 

Por jurisdicción, estos conflictos ambientales se han registrado en Miraflores (20), Soatá (45), Pauna (31), Socha (25) y la provincia de Centro (44).

Herman Amaya Téllez, director de la entidad, dijo que la sociedad debe entender que “la naturaleza no está a nuestro servicio y debemos respetarla” y señaló que se fortalecerá el trabajo con el Ejército y la Policía para cuidar el territorio y evitar la ocurrencia de delitos ambientales.