El primer taller de formulación del Plan de Desarrollo de Boyacá se cumplió en Samacá
El primer taller de formulación del Plan de Desarrollo de Boyacá se cumplió en Samacá Foto: entreojos.co
Published in Conflictos,
Miércoles, 05 Febrero 2020 03:00

Deterioro de los páramos y falta de agua, primeros retos ambientales del Plan de Desarrollo de Boyacá

En el taller realizado en Samacá quedó en evidencia el poco avance en la solución de los conflictos que comprometen los recursos naturales.

Las autoridades de Boyacá siguen en deuda frente a las alternativas planteadas para superar las amenazas a las fuentes hídricas, los bosques, los páramos, el aire y la fauna.

Durante el primer taller de formulación del Plan de Desarrollo de Boyacá, convocado por el gobernador Ramiro Barragán Adame, y que tuvo como escenario la Institución Educativa Fray Juan de los Barrios, de Samacá, los asistentes a la mesa ambiental expusieron sus preocupaciones frente al deterioro de los ecosistemas y el riesgo que esta realidad representa para el bienestar de las comunidades.

Problemas como la generación de residuos sólidos y la debilidad de los programas de reducción y disposición final en los municipios generadores, fue uno de los temas abordados.

También se expuso el riesgo que representa la minería para las fuentes de agua. Eduardo Castellanos, gerente del Distrito de Riego de Samacá, aseguró que la explotación de carbón al interior del páramo de Rabanal compromete los nacimientos. Su afirmación fue respaldada por Jorge Jerez, habitante de la región, quien denunció que entre Corpoboyacá y la Agencia Nacional Minera (ANM) “se tiran la pelota” en relación con la responsabilidad de vigilar el cumplimiento de las obligaciones de los titulares mineros.

Jerez extendió un manto de duda sobre la transparencia en el otorgamiento de los títulos mineros en áreas excluidas como el Parque Regional Natural Rabanal o el páramo del mismo nombre, en donde además se amplía, sin control, la frontera agropecuaria.

Otros asuntos de orden ambiental tratados durante el taller del Plan de Desarrollo en Samacá estuvieron relacionados con la contaminación de fuentes hídricas por falta de sistemas de tratamiento de aguas residuales, la desactualización de los ordenamientos territoriales municipales, el deterioro del suelo y del subsuelo, y la baja calidad que brindan los acueductos rurales.

Vamos a trabajar en equipo

Fabio Guerrero Amaya, secretario de Ambiente de la Gobernación, aseguró que el primer paso para enfrentar los pasivos ambientales que tiene el departamento es promover un trabajo articulado entre las instituciones responsables.

Guerrero dijo que el Plan de Desarrollo que se formula tendrá tres líneas básicas y fundamentales: el agua, los ecosistemas y corredores biológicos y la cultura ambiental.

Admitió que el principal escollo a superar es el del ordenamiento territorial teniendo en cuenta que en la mayor parte de municipios este se encuentra desactualizado. Recordó que los planes de ordenamiento y manejo de las cuencas están ligados al ordenamiento de los municipios, y que una de las tareas de la Gobernación es involucrar el componente ambiental en estos instrumentos de planificación.

En relación con los residuos sólidos, indicó que se diseñará una estrategia para bajar los volúmenes de desechos que llegan a los dos únicos rellenos sanitarios del departamento. Esta es una de las deudas de las autoridades, incluidas las ambientales, con Boyacá. En la administración del gobernador Carlos Amaya se asumió el compromiso de poner en marcha el plan departamental de residuos sólidos, sin embargo, los avances fueron mínimos. 

Fabio Guerrero Amaya reiteró que es fundamental trabajar de manera coordinada con las Corporaciones Autónomas Regionales para hacerle frente a los conflictos ambientales planteados en Samacá.

Sobre los acueductos rurales, agregó que es necesario promover la gobernanza del agua para asegurar que el Estado y la comunidad puedan velar por la buena calidad de su servicio. Consideró esencial que estas asociaciones campesinas se capaciten, se formalicen, tramiten sus concesiones y cuenten con planes de uso eficiente y ahorro del agua.