Este derrame se registró en Campo Moriche, propiedad de la empresa Mansarovar Energy
Este derrame se registró en Campo Moriche, propiedad de la empresa Mansarovar Energy Foto: archivo particular.
Published in Conflictos,
Sábado, 12 Septiembre 2020 19:58

Mansarovar Energy dio datos imprecisos: el derrame de petróleo en Puerto Boyacá fue de 15 barriles de crudo neto

La petrolera solo le había reportado 0.75 barriles a la autoridad ambiental. Corpoboyacá evidenció daños en suelo, agua, flora y fauna. 

Un comunicado de Mansarovar Energy Colombia, fechado del 11 de septiembre, indica que se identificó “una fuga de fluido de producción en una línea de transferencia interna donde aproximadamente 3⁄4 de barril son de crudo neto según el reporte inicial”. 

La situación ocurrió en Campo Moriche, así se conoce el punto de extracción de hidrocarburo operado por la petrolera de capital Indio y Chino, ubicado a 30 minutos del casco urbano de Puerto Boyacá.

 

Como lo ordenan los protocolos en este tipo de emergencias, una vez ocurrido el derrame la empresa debe registrar el hecho ante la Ventanilla Integral de Trámites Ambientales (VITAL) que opera la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). 

Los datos subidos a esta plataforma por Mansarovar Energy indican que “la cantidad de crudo corresponde 0.75 barriles, en 50 metros cuadrados”. Así lo dio a conocer Corpoboyacá el jueves 10 de septiembre cuando se conoció el hecho. 

El viernes 11 de septiembre personal de esta Corporación se desplazó a la zona en compañía de delegados de la Alcaldía de Puerto Boyacá y de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo. 

La inspección permitió establecer que el impacto causado por el incidente petrolero fue mayor al informado inicialmente por Mansarovar Energy Colombia. Se comprobó “que cerca de 100 barriles de crudo se derramaron en 1.200 metros cuadrados de Campo Moriche… de los cuales 15 barriles eran de petróleo crudo neto”.

Un primer diagnóstico de la situación establece que el derrame se presentó a partir de un orificio en la tubería de 10 pulgadas que puede presentarse por corrosión, falta de mantenimiento, deterioro natural o fallas operacionales. Eso lo determinará la investigación. 

Datos erróneos preocupan a Corpoboyacá

La conclusión luego de la inspección sobre el terreno es que las cifras iniciales entregadas por Mansarovar no corresponden a la realidad. En el comunicado mencionaron 0,75 barriles de crudo neto cuando en realidad fueron 15, según el balance de la comisión a cargo de la inspección. El petróleo se derramó sobre 1.200 metros cuadrados, 1.150 más de los indicados por la compañía. El total de 100 barriles revelados por la autoridad están compuestos por 15 barriles de crudo neto y 85 de petróleo combinado con agua. 

entreojos.co conoció que la Corporación le preguntará a la ANLA sobre la confiabilidad de los informes presentados en la plataforma Vital, pues esta inconsistencia en las cifras le genera inquietudes a la autoridad ambiental regional. 

Edwin Toro, funcionario de Corpoboyacá en la zona, sostuvo que los datos obtenidos a partir de la visita son estimados de los volúmenes vertidos durante la fuga, y que su magnitud real se establecerá una vez concluyan las labores de recuperación de la vegetación impregnada, del suelo contaminado y del retiro del crudo, aunque admitió que esta será una tarea compleja porque se trata de un área caracterizada por bajos inundables. 

Magnitud del daño ambiental

Edwin Toro afirmó que se identificó una posible infiltración de hidrocarburo al suelo y afectación al recurso hídrico pues la mancha llegó a un bajo inundable con comunicación indirecta al río Magdalena. El perjuicio ocasionado comprometió a especies de flora como yarumos, higuerón, cauchos y palmas, refugio de aves, reptiles y anfibios. Aseguró que no se observaron ejemplares de fauna impregnados de petróleo.   

Al final de la inspección Corpoboyacá dejó varios requerimientos a Mansarovar entre ellos complementar el plan de contingencia, presentar el plan de acción, instalar puntos de control, monitorear aguas, suelos y el comportamiento de la mancha, realizar una caracterización biótica, entregar un reporte de suelo y de vegetación impregnada, y posteriormente cumplir con la obligación de recuperar el área afectada a través de labores específicas de bioremediación. 

El reporte de Corpoboyacá será remitido a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), entidad competente para tomar las medidas necesarias e imponer las sanciones que correspondan.