Venado de páramo rescatado en el municipio de Pajarito.
Venado de páramo rescatado en el municipio de Pajarito. Foto: Corpoboyacá
Published in Conservación,
Viernes, 06 Noviembre 2020.

Alerta ciudadana permitió salvar a un venado que era atacado por perros en Pajarito

Corpoboyacá acudió al llamado de auxilio y el animal fue evaluado en el Centro de Atención de Fauna Silvestre de la ‘Juan de Castellanos’. 

Javier Estupiñán, el conductor de un camión que se desplazaba por la vía que de Sogamoso conduce a Pajarito, en la vía hacia Casanare, relató que vio a varios perros forcejeando con el venado y tomó la decisión de bajarse del vehículo para tratar de interrumpir el ataque. Al sentir su presencia, los perros salieron corriendo y el venado quedó tirado. De inmediato procedió a reportar el hecho a la Policía Ambiental y a Corpoboyacá. 

Desde la Corporación informaron que el ejemplar agredido es un ‘venado de páramo’ o Mazama Rufina, una especie en estado de vulnerabilidad que se encuentra en Colombia, Ecuador y Perú principalmente. 

Germán Aponte, médico veterinario adscrito a Corpoboyacá, informó que el animal fue valorado en el sitio del incidente y allí se pudo evidenciar laceraciones en su piel a la altura de la pierna derecha, en el abdomen y en una de las orejas. Dada su condición se decidió trasladarlo al Centro de Paso de Fauna Silvestre de la Fundación Universitaria Juan de Castellanos. 

Sobre el particular, el director de Corpoboyacá, Herman Amaya Téllez, destacó el valor civil del transportador Javier Estupiñán de acudir en defensa del venado, y se refirió al positivo resultado de la campaña ‘Historias de Unión, Fauna y Conservación’ a partir de la cual se busca sensibilizar a los habitantes del territorio sobre la protección de las especies silvestres. 

“Cada vez más nos reportan avistamientos de especies fuera de sus ecosistemas para que Corpoboyacá haga presencia; el compromiso ciudadano es importante para que desde la Corporación podamos actuar oportunamente", dijo Amaya Téllez. 

Luego de varios días de evaluación del comportamiento del venado, este fue liberado en un área natural segura en la que dispondrá de las condiciones necesarias de alimentación y agua para procurar su subsistencia. “Esta especie tiene como dieta predilecta ramas, hojas tiernas y algunos frutos que se encuentran en el páramo”, indicaron desde la Corpoboyacá. 

Media