Kelly Pachón
Kelly Pachón Foto: archivo particular.
Published in Conservación,
Martes, 01 Septiembre 2020 23:07

Qué hacer con las bolsas de leche vacías

A Kelly Pachón, de la Red de Jóvenes de Ambiente de Arcabuco, se le ocurrió que podrían usarse en labores de reforestación.

Todo empezó hace tres años, aproximadamente, cuando junto al grupo local de Scouts surgió la idea de recolectar semillas de roble, una especie nativa de esta región de la provincia de Ricaurte. La iniciativa fue bautizada como ‘Casa de Semillas’ y contó con la participación de niños y jóvenes. 

Kelly Pachón, quien cursó una especialidad en ecoturismo e interpretación ambiental en el SENA, explicó que luego de acopiar semillas de buen tamaño y coloración se procedió con la fase de germinación utilizando materia orgánica proveniente de cultivos de lombrices.

Este proceso, que se cumple en la Reserva Atabanza, situada en la vereda Rupavita a dos kilómetros del casco urbano de Arcabuco, puede tardar ocho meses, aproximadamente, antes de la fase de siembra.

Como requerían bolsas para encapachar las plántulas se les ocurrió acudir a la comunidad de Arcabuco para reciclar aquellas en las que se comercializa la leche. Se realizaron varias jornadas con el apoyo de la Red, del Grupo Scout 20 Zintegaque y de estudiantes, profesores de la Institución Educativa Alexander von Humbodt, y de adultos mayores del municipio.

“Si estamos en una labor de conservación no podemos generar más desechos ni gastar recursos en la compra de las tradicionales bolsas negras, por eso empezamos a acumular las bolsas de leche”, explicó Kelly. Con dicha estrategia estos envases plásticos pueden reutilizarse en dos o en tres ocasiones antes de ser desechados finalmente. Así se disminuye o al menos se retarda el impacto que ocasionan a los rellenos sanitarios y a la propia naturaleza.

Junto a la recolección de semillas de roble, Kelly y sus compañeros de la Red y de los Scouts se percataron que durante las labores de mantenimiento de las vías veredales se mutilaban gajos de especies como encenillos, pino romerón, ericáceas, cedros, nogales, tunos esmeraldos y campanitos, por eso se propusieron rescatarlos y resembrarlos. “Estas plantas aportan al ecosistema y producen alimento para las aves”.

La primera siembra oficial de robles y de otras plántulas, en el marco de este programa de reforestación ciudadana, se realizó hace aproximadamente dos años en el Parque Regional Natural Serranía El Peligro donde se plantaron 400 ejemplares de roble; también en las reservas Atabanza y Entre Robles. A la fecha se han propagado 7.000 y en noviembre se cumplirá una nueva jornada de repoblación vegetal. 

Es tiempo de actuar

El apoyo de los Scouts, de la Red de Jóvenes, de estudiantes, profesores y personas de la tercera edad ha hecho posible este empeño, muy poco o nada han recibido de la Alcaldía de Arcabuco ni de otra entidad oficial, y los recursos en dinero invertidos han corrido por cuenta de Kelly gracias a su trabajo como guía de interpretación o de avistamiento de aves en las reservas de la zona y en los parques regionales naturales El Valle y El Peligro. 

Recientemente Corpoboyacá conoció este emprendimiento a partir de una jornada de reforestación programada en el municipio. Kelly y sus aliados se enteraron y ofrecieron su ayudar y allí los funcionarios de la entidad conocieron su vivero y decidieron impulsar una campaña para recolectar bolsas de leche en los 87 municipios de su jurisdicción.  

Esta se denomina ‘Tiempo de Actuar’ y se enmarca dentro de la estrategia ‘Producción, consumo y disposición responsable’ desde la cual se “busca desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles”, se informó desde la Corporación.

“Las bolsas de leche son el 'pan de cada día' en el consumo de los boyacenses, pero es muy poco lo que se hace para reciclarlas. En Colombia tan solo se recicla un 17%, siendo las botellas PET, vidrio y el cartón, los elementos que más hacen parte de la economía circular”, explicó la entidad.

La meta de esta campaña es recolectar 20 mil bolsas de leche para fortalecer la producción de material vegetal y de restauración ecológica en los municipios sobre los cuales tiene incidencia Corpoboyacá. 

Cómo preparar las bolsas

La Corporación ofreció algunas recomendaciones para acondicionar las bolsas de leche y transformarlas en envases para encapachar semillas:

1. Vaciar completamente el líquido. 

2. Cortar con unas tijeras la parte superior. 

3. Invertir la cara interna y limpiarla con un paño húmedo para retirar los residuos.

4. Dejarla secar. 

5. Llevarla a los siguientes puntos de recolección:

- Tunja: Sede Central de Corpoboyacá.  

- Paipa: Empresa de Servicios Públicos REDVITAL. 

- Belén: Secretaría de Desarrollo Rural. 

- Cuítiva: Secretaría de Planeación. 

- Floresta: Empresa Municipal de Servicios Públicos 

- Pauna: Oficina Territorial de Corpoboyacá. 

- Soatá: Oficina Territorial de Corpoboyacá. 

- Miraflores: Oficina Territorial de Corpoboyacá. 

- Unidad de Servicios Públicos de Oicatá. 

- Unidad de Servicios Públicos de Maripí. 

- Unidad de Servicios Públicos de Boavita 

- Administración municipal de Samacá  

- Administración municipal de Gachantivá 

- Biblioteca municipal de Sutamarchán 

- Oficina de Servicios Públicos de Tipacoque