Comunidades de Puerto Pinzón y La Cristalina subsisten con dificultades en medio de la pandemia.
Comunidades de Puerto Pinzón y La Cristalina subsisten con dificultades en medio de la pandemia. Foto: entreojos.co
Published in Conservación,
Jueves, 02 Julio 2020 20:44

Universidades del Reino Unido adelantan campaña para ayudar a campesinos de Las Quinchas

Advierten que condiciones provocadas por la COVID-19 generan impacto en la calidad de vida de sus comunidades y en los bosques de la región. 

Debido a las desigualdades históricas, las comunidades en las tierras bajas andinas del país son económicamente más pobres y más vulnerables que las de los altos Andes.

Las restricciones por la pandemia y el encierro han significado que muchas personas de tierras bajas no pueden satisfacer sus necesidades básicas.

Esta situación pone en riesgo ecosistemas altamente biodiversos. Las personas pueden verse obligadas a extraer especies de maderas preciosas del bosque para comprar alimentos, y también pueden verse obligadas a trabajar con productores de coca y narcotraficantes, lo que a menudo provoca daños ambientales y sociales.

Un equipo de investigación que trabaja en el área, liderado por la Universidad de Exeter y la Universidad de Bristol, universidades públicas del Reino Unido, está recaudando dinero para ayudar a la gente de La Serranía de Las Quinchas durante la crisis.

"Nuestro proyecto tiene como objetivo comprender cómo los sistemas socioecológicos en los Andes colombianos sobreviven y se recuperan después de años de conflicto", dijo la doctora Dunia H. Urrego, quien es de Colombia y ahora está en el Instituto de Sistemas Globales de Exeter.

“Nuestros sitios de investigación están ubicados a diferentes altitudes y ambientes en los valles interandinos, y una cosa está muy clara: las comunidades de tierras bajas están más empobrecidas y vulnerables que las de los altos Andes, sin embargo, estas comunidades de tierras bajas son esencialmente los guardianes de algunos de los ecosistemas más diversos del mundo". 

Este es el caso en Las Quinchas, donde la pandemia ha afectado los medios de vida de las personas, con repercusiones directas para la deforestación y la conservación. Al contribuir a esta campaña de financiación colectiva, las personas pueden ayudar a las comunidades vulnerables en Colombia y, en última instancia, ayudar a proteger la biodiversidad.

La campaña apoyará a las comunidades de Puerto Pinzón y La Cristalina, dos corregimientos de aproximadamente 900 habitantes que viven en total dentro de La Serranía de las Quinchas. Estos poblados están aislados, con poco acceso a instalaciones médicas. 

Han sufrido mucho durante el conflicto armado interno debido a las fuerzas paramilitares y los narcotraficantes en la zona. Esta historia también hace que los aldeanos de Las Quinchas sean mucho más vulnerables a la pandemia de COVID-19.

La doctora Mónica Amador, de la Facultad de Ciencias Geográficas de la Universidad de Bristol, dijo: “está claro que debemos hacer todo lo posible para contribuir. Somos conscientes de la importancia de mostrar nuestro apoyo durante estos tiempos difíciles de Coronavirus, tanto por razones sociales como ambientales".

"La crisis del coronavirus debería centrarnos en aumentar la protección del medio ambiente y promover relaciones socioambientales armoniosas y una gobernanza socioambiental inclusiva".

La campaña de financiación colectiva proporcionará alimentos, máscaras faciales y gel antibacteriano para las familias más vulnerables en Las Quinchas. Los organizadores esperan ayudar a 70 familias, unas 350 personas.

Para obtener más información y contribuir, visite: www.justgiving.com/crowdfunding/lasquinchas-relief

La doctora Urrego agregó que "además de la ayuda económica, creo que podemos ayudar a estas comunidades vulnerables creando conciencia y dándoles voz".

El proyecto de investigación denominado ‘Bio Resiliencia de los sistemas socioecológicos en los Andes colombianos’ es uno de los cinco proyectos del Reino Unido apoyados por el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural y el Consejo de Investigación de Artes y Humanidades bajo el programa Newton-Caldas Colombia BIO.


Fuente: http://www.exeter.ac.uk

Traducción: María Angélica García Montañez