Herman Amaya Téllez, director de Corpoboyacá, en la presentación de la cartilla 'Bosques, comunidades y aves'.
Herman Amaya Téllez, director de Corpoboyacá, en la presentación de la cartilla 'Bosques, comunidades y aves'. Foto: archivo particular
Published in Educación Ambiental,
Miércoles, 09 Diciembre 2020.

Educación, la clave para enfrentar con acierto los retos ambientales de Boyacá 

A través de campañas de responsabilidad social y de ecología política se busca que ciudadanos y gobernantes se comprometan con la naturaleza.

La pandemia no ha sido obstáculo para persistir en el empeño de llegar a los municipios que hacen parte de la jurisdicción de Corpoboyacá con jornadas de educación ambiental. 

“El contacto con las comunidades es clave para lograr el propósito que nos hemos propuesto desde la Corporación y que está relacionado con pactar la paz con la naturaleza”, sostuvo Leidy Guerrero, jefe de la Oficina de Participación y Cultura Ambiental de Corpoboyacá. 

Desde esta dependencia, y en articulación con las subdirecciones de la entidad, se adelanta una estrategia de ecología política, de sensibilización y de responsabilidad ambiental en conjunto con las administraciones municipales. 

“Queremos que las personas vean a Corpoboyacá como un mediador de su relación con los recursos naturales. Nosotros ejercemos nuestra labor como autoridad ambiental pero también nos acercamos a las comunidades para trabajar de la mano y preservar los ecosistemas de la región”, explicó la directora de la dependencia.  

Hizo énfasis en las campañas que están en marcha, una de ellas ‘Boyacá reverdece’ a través de la cual se avanza, en alianza con la Gobernación, Parques Nacionales Naturales, la fuerza pública, las alcaldías y las juntas de acción comunal, en jornadas de reforestación.

También se refirió a la denominada ‘Bosques, Comunidades y Aves’. Esta se apoya en una cartilla para colorear en donde niños y adultos encuentran información sobre 40 especies de aves distribuidas a lo largo de siete áreas protegidas. En ella se destaca el rol de las aves en aspectos como la la polinización, la dispersión de semillas, el control de plagas, la fertilización de los suelos y su contribución social y económica para garantizar la seguridad alimentaria.

También le puede interesar: Bosques, comunidades y aves, la estrategia de Corpoboyacá para educar y promover la conservación

Leidy Guerrero mencionó además la campaña ‘Tiempo de actuar’ mediante la cual se invita a la ciudadanía a donar las bolsas de leche vacías para encapachar árboles, lograr su efectiva reutilización y respaldar el plan de propagación de robles que se adelanta en alianza con el Ejército Nacional. 

Además de esta, ‘Pactos por la totalidad’ es otra forma de hacer presencia en áreas de importancia ambiental, entre ellos páramos y cuerpos de agua como el lago de Tota, para concertar con las comunidades el aprovechamiento sostenible de los recursos, mejores formas de producir sin impactar y maneras responsables de disponer desechos como los envases de agroquímicos. A estas se sumarán otras invitando a las personas a no tirar papeles a la calle y a reducir el uso de botellas de plástico. 

“Cualquier elemento que arrojemos al suelo genera impacto. Un chicle en la calle puede ser atractivo para un pajarito que lo asume como alimento, con las consecuencias que eso tiene sobre su bienestar”, explicó la jefe del área de Participación y Cultura Ambiental de Corpoboyacá. 

Leidy Guerrero invitó a los boyacenses a comprender que los humanos no estamos por encima de la naturaleza, “somos parte de ella, nos complementamos con todas las especies, dependemos de su bienestar”.  

Media