Su propósito es garantizar el acceso a la información confiable, a la justicia y a la participación pública en asuntos ambientales.