Foto: entreojos.co
El páramo de El Cocuy es uno de los ecosistemas que recibirá inversiones de la Región Central.

1.000 hectáreas de páramo serán objeto de restauración ecológica a partir de un proyecto de la Región Central

En total se invertirán $ 32.500 millones y en Boyacá se llegará a ocho municipios. La iniciativa incluye reconversión productiva.

Boyacá, Cundinamarca, Meta, Tolima y Bogotá concentran el 60 por ciento de los páramos de Colombia y en conjunto aportan al país el 40 por ciento de la producción nacional.

Allí radica la importancia de la Región Central, la primera región administrativa especial de Colombia, de la que hacen parte estos cuatro departamentos y la capital del país, por eso resulta prioritario invertir en la conservación de las zonas de recarga hídrica de la que dependen alrededor de 14 millones de personas.

Diego García Bejarano, su director ejecutivo, se ha propuesto recorrer, en compañía de los gobernadores y de las autoridades ambientales, los páramos del territorio para disponer de información de primera mano sobre su estado y sus necesidades, incluidas las de las comunidades que habitan en estos ecosistemas estratégicos.

Además de las acciones para recuperar las zonas degradadas, el proyecto prevé un segundo frente relacionado con la reconversión productiva que cobijará a 750 familias de toda la región. Cada una recibirá en promedio siete millones de pesos con el fin de que implementen practicas agropecuarias amigables con el ambiente y se articulen con las estrategias que en tal sentido adelantan las secretarias de agricultura departamentales.

El tercer frente de esta iniciativa incorpora actividades de educación ambiental encaminadas a que los niños y los jóvenes asuman el liderazgo en la protección de los páramos de la zona andina, de los que depende la subsistencia del 30 por ciento de la población de Colombia.   

Seguimiento participativo

García Bejarano aseguró que para garantizar la efectiva inversión de los recursos provenientes del Sistema General de Regalías, la planificación de su ejecución se ha concertado con los gobernadores y los alcaldes. Ellos tuvieron la responsabilidad de ayudar a priorizar tanto los municipios como las familias que serán cobijadas en esta primera fase del programa de protección ambiental.

El directivo señaló que este ejercicio interinstitucional también ha contado con la participación de entidades como Parques Nacionales Naturales y las corporaciones autónomas regionales quienes serán determinantes en la fase de seguimiento y verificación de las actividades previstas.

En el caso de Boyacá, las labores de restauración ecológica se llevarán a cabo en la Sierra Nevada de El Cocuy y Güicán, en el páramo de Pisba, en los complejos Tota – Bijagual – Mamapacha, Guantiva – La Rusia, Iguaque – Merchán y Rabanal – Altiplano Cundiboyacense.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Humedal

¿Es o no es un humedal?

La Alcaldía de Tunja y Corpoboyacá deberán definir si el cuerpo de agua que inundó un conjunto de apartamentos en el norte amerita medidas de protección.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
Scroll Up