Foto: Corpochivor
La zona donde se produjo el daño no cuenta con caminos para soportar el peso de vehículos.

Deportistas provocaron daños en el páramo de Rabanal

Para acceder a este tipo de ecosistemas es indispensable pedir permiso a las autoridades ambientales o a las alcaldías.

Huellas profundas de motocicletas y bicicletas y cientos de pisadas generadas por el alto tránsito de turistas en el sector de Laguna Verde, en el páramo de Rabanal, causaron el deterioro de una parte del suelo y la vegetación de este ecosistema.

Así lo reportó la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor) al recibir las quejas de campesinos de la zona quienes se percataron del daño protagonizado al parecer por personas que practican deportes extremos en alta montaña y caminantes ocasionales.

Mauricio Otálora, biólogo y experto en el conocimiento de ese territorio, explicó que esa parte del páramo no tiene caminos, no es transitable, no tiene cascajo para soportar el peso de vehículos, por lo que movilizarse por allí genera la compactación del suelo. Es como caminar sobre una inmensa esponja verde que tiene la función de retener el agua.   

Otálora agregó que el límite de carga para el sector de Laguna Verde es de máximo 15 personas y que dicha restricción está asociada además a prevenir el ruido excesivo que trae como consecuencia el estrés de la fauna endémica y migratoria, lo que altera sus ciclos alimenticios y reproductivos.   

El páramo de Rabanal tiene una extensión estimada de 2.681 hectáreas y hace parte de un macizo montañoso del mismo nombre, de 17 mil hectáreas, que comparten 20 veredas de los municipios de Ventaquemada, Samacá y Ráquira, en Boyacá; y Guachetá, Lenguazaque y Villa Pinzón, de Cundinamarca.

De acuerdo con un estudio realizado para determinar su estado actual, adelantado por el Instituto Alexander von Humboldt y las corporaciones CAR, Corpoboyacá y Corpochivor, en Rabanal están presentes una gran variedad de ecosistemas de páramo, humedales, embalses, praderas y bosques andinos que coexisten con áreas de cultivo, zonas dedicadas a la ganadería y a la  minería.

El estudio determinó igualmente que la mayor parte de la región ha estado sometida a importantes procesos de intervención humana desde épocas precolombinas y que sus paisajes han sido transformados hasta ser convertidos en un complejo mosaico socio-ecológico.

Sin embargo, las recientes determinaciones sobre su delimitación, la formulación de su plan de manejo y los convenios de cooperación con la comunidad europea para su recuperación, imponen restricciones para el desarrollo de actividades agropecuarias, mineras y turísticas.

Es por ello que a raíz de la denuncia de la comunidad, relacionada con el deterioro ocasionado por motos, ciclas y caminantes en el sector de Laguna Verde, el director de Corpochivor, Fabio Guerrero, recordó a la opinión pública que el acceso al páramo de Rabanal debe ser autorizado por la autoridad ambiental o por las alcaldías de la zona.

Guerrero añadió que los permisos para acceder a este complejo paramuno se explican por su fragilidad y los daños que puede generar la masiva presencia de visitantes como la destrucción de musgos y frailejones y la migración las aves.

Este fue el mensaje de Twitter publicado por la Corporación a través del cual dio cuenta de la situación: 

{source}<blockquote class=»twitter-tweet» data-lang=»es»><p lang=»es» dir=»ltr»>Actividades de deportes extremos afectaron ecosistema del Páramo de Rabanal <a href=»https://t.co/BPL2ZvsezI»>https://t.co/BPL2ZvsezI</a> <a href=»https://t.co/S6ZUYnqvO0″>pic.twitter.com/S6ZUYnqvO0</a></p>&mdash; CORPOCHIVOR (@CORPOCHIVOR) <a href=»https://twitter.com/CORPOCHIVOR/status/834511341033512966″>22 de febrero de 2017</a></blockquote>
<script async src=»//platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>
{/source}

Recomendaciones

Con el propósito de evitar que situaciones como estas se vuelvan a presentar, Corpochivor hizo las siguientes recomendaciones:

  • Solicitar el permiso correspondiente a las autoridades ambientales o territoriales.
  • Tramitar las solicitudes de acceso a través del correo electrónico: [email protected]  
  • Visitar estos ecosistemas con un guía experto en la zona.
  • Trasladarse al lugar en grupos pequeños de máximo de 10 personas.
  • No arrojar residuos que afecten el ecosistema.
  • No realizar actividades que puedan generar incendios forestales.
  • Información adicional en la Línea Gratuita: 018000918791

 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Podcast: Un futuro amenazado

¿Qué piensan los jóvenes de Boyacá sobre la crisis climática? ¿Qué opinan de la gestión de los gobernantes? ¿Creen que los han defraudado?

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
Scroll Up