Son 11 los parques y reservas naturales en las que se prohíbe el acceso a visitantes y operadores turísticos