Una investigación de la Universidad Nacional y datos del Ideam advierten que a finales del siglo XX la temperatura aumentó allí 1,8 °C

Las que habitan en áreas de páramo y bosque de niebla podrían ser las más afectadas concluye el estudio.