Carlos Amaya, jefe de la administración seccional, firmó el decreto en el que ordena excluir la compra de insumos que contengan este material.

Se suma a la decisión de la Alcaldía de Iza de prohibir el poliestireno expandido y a la de Chivatá de restringir el asbesto.