Foto: Corpoboyacá

Prohibido extraer musgo para elaborar pesebres de Navidad

Corpoboyacá adelanta la campaña ‘Diciembre sin musgo’. Su extracción de bosques y páramos es una práctica lesiva e ilegal.

Desde la entidad se informó que en Boyacá existen más de 50 especies de musgos, líquenes, chamizos y barbas de viejo que suelen ser utilizadas en la representación de la natividad.

“Los musgos, líquenes, chamizos y barbas de viejo – explicaron – cumplen un papel fundamental en los ecosistemas, pues ellos evitan la erosión del suelo, son fijadores de carbono y contribuyen en la regulación hídrica. También actúan como esponjas capaces de absorber hasta 20 veces su peso en agua. En épocas de sequía, estas representan una reserva de agua”. 

Herman Amaya Téllez, director de Corpoboyacá, invitó a los boyacenses a no usar plantas vivas en pesebres ni adornos navideños, y a ver las fiestas de fin de año como una oportunidad para el reencuentro y la reconciliación con la naturaleza.

A través de la campaña ‘Diciembre sin musgo’, que se adelanta en los 87 municipios de su jurisdicción, se animó a las familias a recurrir a materiales reciclables y alternativos como resinas, madera, aserrín, cartón, papel o tela, tal como lo planteó Naisla Manrique, bióloga de Subdirección de Planeación y Sistema Regional de Áreas Protegidas de la Corporación.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Podcast: El negocio es verde

Artesanos que viven del páramo y productores que combinan el cacao y el turismo como estrategia de conservación. Aquí les presentamos varios emprendimientos sostenibles.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar