Acuerdos de conservación y pago por servicios ambientales, proyectos para las Quinchas

Estas son algunas de las estrategias de Corpoboyacá para la Serranía, sin embargo, el presupuesto es insuficiente.  

Herman Amaya Téllez, director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, detalló los siete proyectos que prevé poner en marcha la entidad para enfrentar el reto de conservar el Parque Regional Natural Serranía de las Quinchas, y procurar una relación sostenible entre el área protegida y las comunidades que conviven con ella. 

Adquisición de predios

El primer proyecto al que se refirió el funcionario, y para el cual no hay presupuesto suficiente, está relacionado con la adquisición de predios en posesión de particulares al interior del parque natural y en su área de amortiguación.

Según Amaya para comprarlos se requerirían 125 mil millones de pesos y el recurso del cual dispone la entidad para ejecutar en toda su jurisdicción no supera los $ 14 mil millones. Señaló que en los últimos 12 años, en Las Quinchas, la entidad ha adquirido 2.353 hectáreas   

A esto se suma que muchos de los terrenos ocupados por campesinos que conviven con el parque regional no cuentan con la documentación requerida para demostrar la propiedad legal de los mismos. 

Restauración pasiva

Este proyecto contempla el aislamiento de 60 metros lineales dentro del parque y 30 metros lineales en el área de amortiguación, en el marco de un proceso de restauración pasiva que consiste en dejar que la zona se recupere sin intermediación humana. Se prevé una inversión de $2.200 millones en tareas de instalación de postes y extensión de alambre para el cerramiento. 

Las labores a ejecutar prevén la contratación de personas de la región. Herman Amaya anunció que el proyecto se ejecutará en 2021 y que los recursos provienen de 1 % de compensación de las empresas petroleras por impactos ambientales y aprovechamiento de los recursos naturales. 

Pago por servicios ambientales

El director de Corpoboyacá aseguró que en las próximas semanas se iniciará la caracterización de 200 predios para su vinculación a un programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA).

Esta caracterización incluye una evaluación socioeconómica de las familias a ser vinculadas y el diagnóstico de sus predios para determinar su actual condición y las proyecciones de restauración activa (siembra de árboles) o pasiva (aislamiento para recuperación autónoma), según corresponda. Amaya aseguró que para el PSA hay disponibles entre 4 y 5 mil millones de pesos reservados en una fiducia. 

Monitoreo participativo

Otro proyecto que vinculará a personas de la región es el de guardabosques. Su capacitación estará a cargo del Sena Regional Boyacá. Corpoboyacá confía en que los cuidadores del bosque serán claves en acciones de monitoreo participativo y de puesta en marcha de un modelo de gobernanza ambiental. 

Un parque sin amojonar

Herman Amaya Téllez admitió que el área protegida no está amojonada o demarcada adecuadamente lo cual la hace susceptible a ser invadida o intervenida para actividades no autorizadas, incluso algunas de tipo ilegal como la plantación de cultivos ilícitos.

La mayor parte de sus límites son quebradas, arroyos y desfiladeros, El proyecto de amojonamiento requiere tres mil millones de pesos, se prevé la instalación de 1.731 mojones y también contempla la contratación de campesinos de la zona.

Cacao y acuerdos de conservación

Con esta iniciativa Corpoboyacá pretende apoyar a los campesinos con predios titulados en el área de amortiguación para la puesta en marcha de un proyecto de agroforestería consistente en la plantación de matas de cacao y la siembra de árboles. Se caracterizarán 250 predios. 

El director de Corpoboyacá dijo que para su implementación es preciso el apoyo del gobierno nacional a través del Ministerio de Agricultura.

Amaya recordó que hace aproximadamente 10 años la Corporación y la Gobernación de Boyacá lideraron un proyecto similar con resultados positivos respecto a la producción de cacao, no así en el caso del aprovechamiento forestal pues muchas de las plántulas se instalaron en terrenos sin títulos. Insistió que en estos casos la autoridad ambiental no puede dar permisos para ser talados ni comercializados de manera legal. 

Obras para el desarrollo sostenible

Otras acciones previstas por Corpoboyacá para la zona de influencia de las Quinchas son la construcción de aulas ambientales en Puerto Boyacá y Otanche, la adecuación de un vivero para la producción de cacao, la construcción de un mariposario en la vereda Las Quinchas y la asignación de recursos para los senderos La Cristalina y El Zipa, en Otanche.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Podcast: Una ciudad endeudada

Dairo Benítez Villareal, ingeniero ambiental de la UNAD, hace una radiografía de la situación ambiental de Duitama y de los retos de sus autoridades.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
Scroll Up