Foto: http://avisa.org.ve/

Caracol gigante africano puede producir meningitis, encefalitis y peritonitis

Comunidad indígena U`wa recibió en Cubará capacitación de Corporinoquía en el manejo y control de este molusco que se refugia en zonas húmedas.

Además del riesgo que representa para la salud humana, este caracol es una de las plagas más destructivas en áreas tropicales y subtropicales, causante de daños en cultivos comerciales y huertas domésticas, según la advertencia emitida por el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA.

Por esta razón personal de la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquía adelantó el jueves 30 de marzo una jornada informativa dirigida a miembros de esta familia aborigen residente en las veredas Campo Alicia y Fátima, de Cubará, Boyacá. La actividad incluyó una jornada de recolección de al menos 100 ejemplares buscando con ello prevenir su proliferación durante la temporada de lluvias que se registra en esta zona de Boyacá.

De acuerdo con la experiencia en el control de este tipo de molusco, el caracol gigante africano se encuentra entre las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, y busca refugiarse y reproducirse en lugares húmedos y sombríos, debajo de piedras, bloques, basuras, restos de cosechas, arbustos y hojas secas en descomposición, lejos de corrientes de aire y el sol, para así evitar deshidratarse y morir. 

Tenga en cuenta que…

Como el impacto de este molusco en la salud humana y animal y en la agricultura es tan nocivo, Corporinoquía adelanta una intensa campaña en su jurisdicción que incluye las siguientes recomendaciones: 

1. Mantenga libre de basuras, escombros, desperdicios alimenticios, hojarascas y demás residuos orgánicos los solares, jardines y zonas verdes de su vivienda

2. Recoja los excrementos de las mascotas

3. Eduque a los niños de corta edad para que no jueguen ni manipulen este caracol

4. Evite en lo posible que las mascotas jueguen o consuman el caracol gigante africano

5. No compre productos cosméticos a base de caracol de dudosa procedencia

6. Lave muy bien frutas y verduras antes de consumirlas

7. No consuma moluscos ni crustáceos crudos

8. Realice control de roedores continuamente

9. No camine descalzo (a) por los lugares donde se advierta la presencia de esta especie

10. Denuncie ante las autoridades ambientales o de policía si conoce de zoocriaderos de esta especie de caracol. Está prohibida su comercialización, reproducción, consumo y elaboración de productos a base de caracol gigante africano.

11. Si identifica un lugar donde haya proliferación de caracol gigante africano o huevos, notifique a las autoridades ambientales y de salud para que su comunidad reciba instrucción sobre cómo erradicarlos.

12. Evite el contacto de la baba del caracol con las manos y mucosas de ojos, nariz y boca.

13. Recuerde que para realizar la recolección de los caracoles africanos debe utilizar guantes de carnaza o látex y de ser necesario tapabocas.

15. Busque los caracoles en puntos estratégicos: alrededor de las paredes o pegados a ellas, removiendo los pastos o malezas bajas, debajo de escombros, debajo de la acumulación de basuras, de la acumulación de hojarascas, en las zonas verdes, debajo de residuos orgánicos.

16. Los caracoles africanos que encuentre no los deseche a la basura, abra una fosa de 50 centímetros de profundidad, agregando bastante cal viva en ella. Deposite los especímenes allí y agregue bastante cal viva sobre sus cuerpos.  Revuelva y agregue más cal, después agregue una capa de tierra, luego cal y así sucesivamente hasta tapar la fosa.

Se requiere aplicar sobre la fosa, y hasta a 2 metros alrededor de ella, carbonato de sodio y cercar todo el perímetro del lugar de entierro para evitar la entrada de animales.

También puede depositarlos en una caneca con tapa, agregando 1 kilo de sal y 1 litro de clorox por 3 de agua. Deje actuar esta mezcla por espacio de 4 horas y por último destruya las conchas.

17. No entierre las bolsas ni los guantes empleados en la captura de los moluscos.

18. Una vez termine la recolección y disposición final de los especímenes, lave muy bien manos, brazos y antebrazos con bastante jabón, posteriormente aplique alcohol medicinal.

19. Reúnase con sus vecinos para realizar esta actividad de manera repetitiva durante todo el invierno para bajar drásticamente la población de estos animales.

20. Comparta esta información con sus vecinos y familiares.

 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
Scroll Up