Ilustración de RedCheq

El programa de Gustavo Petro coincide con las cifras oficiales de economía del cuidado

Dada la coyuntura política nos aliamos con RedCheq y Colcheck para publicar chequeos de varias frases de los candidatos presidenciales.

Lo que afirma el programa del candidato sobre la proporción de horas dedicadas por hombres y mujeres al cuidado no remunerado es verdad.

En el programa de gobierno ‘Colombia: potencia mundial de la vida’, del candidato a la Presidencia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, dice: “disminuiremos sustancialmente las 8 horas diarias que la mujer dedica al trabajo de cuidado no remunerado, que serán compensadas por otros actores del sistema, frente a las 3 que dedican los hombres” (página 10).

RedCheq le preguntó el pasado 3 de junio al asesor programático de la campaña,  Daniel Rojas, en qué fuente se basan esos datos, pero hasta el momento de publicar esta nota no hemos obtenido respuesta.

Hace 12 años que existe en Colombia la Ley 1413 del 2010, cuyo objeto es “incluir la economía del cuidado conformada por el trabajo de hogar no remunerado en el Sistema de Cuentas Nacionales, con el objeto de medir la contribución de la mujer al desarrollo económico y social del país y como herramienta fundamental para la definición e implementación de políticas públicas”.

Esta Ley exhortó al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) a desarrollar una encuesta tendiente a medir el tiempo que los colombianos y, mayormente, las colombianas dedicamos a cuidar de otros gratuitamente. Esta medición se llama Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (Enut) y su primera aplicación nacional fue en 2012, hace diez años.

La última Enut, que midió entre septiembre y agosto del año pasado, arrojó que las mujeres dedicaron 7 horas y 46 minutos a las actividades de cuidado no remunerado, esto significó un aumento de 23 minutos frente a la primera Enut (hecha en 2012-2013). 

En el caso de los hombres, la dedicación más reciente fue de 3 horas y 6 minutos, cuatro minutos menos que la primera medición. Al aproximar ambas mediciones tenemos que el dato utilizado en el programa de Petro es correcto y actualizado: 8 horas para las mujeres y 3 para los hombres.

La profesora de economía de la Universidad Javeriana, Paula Idarraga, explica que “el gran valor que tiene la Enut es que es un levantamiento de información sobre lo que hace una persona en un día de referencia, y pregunta por todas las actividades que no son remuneradas, como preparar comida, planchar la ropa, hacer diligencias”.

Estas actividades, y otras más, son lo que la Ley definió como “Actividades de Trabajo de Hogar y de Cuidado No Remunerado”. Desde que existe Enut sabemos que los hombres colombianos hacen menos de estas labores no pagas que las mujeres. 

Actividades de trabajo en el hogar

La Ley ley 1314 de 2010 define las actividades de trabajo de hogar y de cuidado no remunerado. Aquí el listado completo:

1. Organización, distribución y supervisión de tareas domésticas. 

2. Preparación de Alimentos. 

3. Limpieza y mantenimiento de vivienda y enseres. 

4. Limpieza y mantenimiento del vestido. 

5. Cuidado, formación e instrucción de los niños (traslado al colegio y ayuda al desarrollo de tareas escolares). 

6. El cuidado de ancianos y enfermos. 

7. Realizar las compras, pagos o trámites relacionados con el hogar. 

8. Reparaciones al interior del hogar. 

9. Servicios a la comunidad y ayudas no pagadas a otros hogares de parientes, amigos y vecinos.

A superar las brechas de género

La profesora Idarraga explica que “si Colombia genera políticas que reconozcan este trabajo, los resultados van a ser muy positivos en variables económicas como el PIB (Producto Interno Bruto)”. Afirma además que la brecha de género que existe en el mundo laboral y profesional se explica en buena medida por el tiempo que las mujeres están dedicadas a estas labores sin remuneración.

De hecho, la Ley 1413 estipuló que el DANE debía agregar estas horas de trabajo de hogar y de cuidado no remunerado al Sistema de Cuentas Nacionales con el objetivo de medir el impacto que el trabajo sin salario de las mujeres tiene en la economía del país.

Según el Banco de la República, las cuentas nacionales muestran, entre otros indicadores, “los ingresos que reciben por sueldos y salarios los trabajadores, por beneficios los dueños de las empresas y el capital, y por renta los dueños de las tierras”. El compendio de estas cuentas sería asimilable a la contabilidad del país y da origen, como explica el Banco, a cálculos como el PIB y el PNB (Producto Nacional Bruto).

Aunque estas actividades aún no se pagan, su contabilidad en las cuentas nacionales sirve para calcular lo que el país está perdiendo en ingresos al no remunerarlas. El DANE y ONU Mujeres publicaron un informe en el que concluyeron que “la producción del trabajo doméstico y de cuidados no remunerados equivale al 20% del PIB colombiano. Esto significa que si este trabajo se pagara sería el sector más importante de la economía, por encima del sector de comercio (18% del PIB), el sector de administración pública (15%) y el de industria manufacturera (12%)”.

De hecho, como ejercicio reflexivo, el DANE y la ONG Oxfam construyeron un Simulador del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado en el que invitan a los usuarios de Colombia a “descubrir su aporte al hogar y a la economía nacional”.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar