Ana María González, vicepresidenta de Contratación y Titulación de la ANM.

“Las audiencias públicas son un espacio de diálogo, nosotros no llegamos a imponer nada”

En entrevista con entreojos.co, la Vicepresidenta de Contratación y Titulación de la ANM respondió a los reclamos de la comunidad

entreojos.co dialogó con Ana María González Borrero, la vicepresidenta de Contratación y Titulación de la Agencia Nacional de Minería (ANM), para conocer sus respuestas a las críticas de las comunidades campesinas y de colectivos ambientales que se opusieron a la realización de las audiencias para presentar las propuestas de contratos de concesión minera en los municipios de Chita, Floresta, Sogamoso y Tota.  

¿En qué consiste una audiencia de participación de terceros?

Para poder llevar a las audiencias públicas una propuesta de contrato de concesión minera, primero debe haberse surtido la evaluación técnica, jurídica y financiera, y luego debe realizarse una reunión de coordinación y concurrencia con los alcaldes. Esta es una reunión informativa en la que se le cuenta a los alcaldes cuál es el potencial minero de su municipio, dónde están las solicitudes y las propuestas. Les explicamos cómo funciona nuestro sistema de gestión minera, annamineria.anm.gov.co  Este tiene todas las capas ambientales e hidrológicas. Este sistema nos dice qué área puede ser concesionada o no. 

Luego vamos a un espacio que se llama audiencia pública de participación de terceros. Es un espacio de conversación, de diálogo, en donde le contamos a la comunidad cuáles son las propuestas que pueden convertirse en contrato de concesión en el municipio con el propósito de que nos hagan observaciones y cuestionamientos sobre las propuestas y nosotros podamos en esas conversaciones tomar decisiones frente a la titulación. 

La audiencia pública no es un espacio en donde de pronto la comunidad me pueda vetar el ejercicio de la minería, sin embargo, para nosotros es tan importante la participación de la comunidad, tan trascendentales sus observaciones y sus preguntas, que nosotros cuando vemos que hay alguna situación que amerita suspender un trámite, lo suspendemos mientras tomamos decisiones alrededor del mismo. 

La comunidad de Chita, Sogamoso, Tota y de la provincia de Lengupá tiene reparos frente a estas audiencias. Su argumento es que no se ha hecho un amplio proceso de convocatoria a las comunidades de las zonas sujeto de licenciamiento y titulación para ponerlos al tanto de estos procesos. 

Nosotros hacemos una convocatoria amplia, nosotros expedimos los autos con 21 días hábiles de anticipación a la presentación de la audiencia. Previo a la audiencia suceden varias cosas como reunirnos con los alcaldes para coordinar toda la logística, también con líderes sociales, el ministerio público y representantes de las alcaldías y las gobernaciones. 

En esa reunión les prestamos a los líderes sociales todo el informe técnico de lo que se va a tratar en la audiencia. Les mostramos dónde están localizadas las solicitudes, cuáles son las áreas que pueden resultar afectadas o no. 

En Socotá, por ejemplo, llevamos cuatro placas (o solicitudes de áreas susceptibles para la minería) y una sola vamos a titular después de la audiencia, las otras tres se suspendieron porque la comunidad pidió que se hiciera una visita con Parques Nacionales, Corpoboyacá y la Agencia de Minería, y la autoridad ambiental hará un pronunciamiento sobre la viabilidad del proyecto. 

Esa reunión previa con los líderes sociales permite que luego lleven esa información a sus comunidades, les indiquen cuáles son las placas (o solicitudes de áreas susceptibles para la minería). Nosotros no llegamos a imponer nada, la comunidad está siendo mal informada porque siempre dicen que llegamos a imponer. Nosotros llegamos a tener un espacio de conversación con la comunidad. 

No es cierto, como dicen algunas personas, que nosotros llegamos con los contratos firmados.     

¿Hay evidencias de esas reuniones previas?

Si, las reuniones previas todas quedan consagradas en actas, las citamos con antelación, hacemos el llamado a los líderes sociales. Quiero ser totalmente honesta, los líderes casi no aprovechan estos espacios, allí pueden nutrir su conocimiento, pero no estamos teniendo la afluencia que nos hubiera gustado. Yo tengo todas las pruebas de la celebración de las reuniones previas, sin ellas no puedo hacer audiencias. Con la Gobernación de Boyacá no se hizo la reunión porque no nos abrieron el espacio.      

¿Porque un proceso de licenciamiento en proximidades de áreas de páramo? ¿Los fallos de las cortes, los tribunales le han recalcado al Estado la necesidad de preservar las áreas de interés hídrico y ambiental? ¿Por qué insistir en considerar la posibilidad de que allí se realicen explotaciones mineras? 

Para el caso de Boyacá tenemos cargado en el sistema de annamineria.anm.gov.co unas capas cuya fuente de información es el Ministerio de Ambiente y el Instituto Alexander von Humboldt, estas capas se están actualizando mensualmente a través del Registro Único Nacional de Áreas Protegidas (RUNAP) que administra Parques Nacionales. 

Eso nos da la certeza de saber que las propuestas que llevamos o pretendemos llevar a audiencia cumplen con todos los parámetros y se encuentran en zonas aptas para ejercer la minería. 

En ningún momento con esta audiencia de participación de terceros se está reemplazando la licencia ambiental, tampoco estoy quitando el espacio de conversación que ellos van a tener con la autoridad ambiental en donde podrán hacer sus apreciaciones. 

Si la autoridad ambiental dice que no, que no da el permiso, nos toca terminar con el contrato de concesión. La autoridad ambiental tiene la última palabra   

Si bien esas áreas están en zonas aptas para la minería y después la autoridad ambiental entra, revisa y dice que por la forma como se va a extraer (a explotar) puede haber una afectación notoria al medio ambiente, entonces está autoridad puede negar la licencia ambiental.          

Siempre empiezo la audiencia diciéndole a la comunidad que lo único que estoy dando es un permiso para exploración y la puerta para que se puedan adelantar los permisos ambientales.   

¿Por qué en los autos de las convocatorias a las audiencias de Chita y Tota se indica que la publicación del aviso debe hacerse en la Gobernación de César y no en la Gobernación de Boyacá?

Ahí si tengo el mea culpa completamente, son autos que no son filtrados por mí, ahí asumo toda la culpa y la responsabilidad. Lastimosamente a la persona que proyecta los actos se le fue el error porque previos a esos había sacado unos en el Cesar y los utilizó como proforma y se le fue el nombre del departamento de Cesar cuando era de Boyacá. 

En relación con la audiencia convocada para Sogamoso la comunidad dice que a última hora se incluyó en el Auto No. 00082 de 23 de junio de 2021 el expediente OG2-090417 de un contrato de concesión en el sector El Pedregal. ¿Por qué esta inclusión a pocas horas de la audiencia? 

Lo que pasa es que durante el proceso de evaluación que se siguió surtiendo salió una propuesta que fue evaluada también, entonces se sumó al auto. La idea es que en la audiencia pública yo les presente una a una cuáles son las propuestas y la información técnica de las mismas. 

En Sogamoso alguien se me acercó y me habló del arte rupestre. Ese tipo de observaciones son las que necesitamos escuchar porque eso es lo que nosotros no vemos dentro del proceso de evaluación. Eso es lo que la comunidad nos debe manifestar para que nosotros podamos tomar medidas frente a la posibilidad de continuar o no con el proceso de contratación. 

¿Cómo asegurar que las convocatorias a estas audiencias se difundan por medios cercanos a la comunidad, pues en la mayoría de los casos se publican en Internet y a muchas veces ellos no tienen acceso a conectividad?

Nosotros tenemos una central de medios y ellos hacen este trabajo de publicarlo en emisoras regionales y municipales. En este caso no se pudo hacer la publicidad a través de las emisoras porque la central de medios no encontró el contacto. Por eso nos apoyamos en las alcaldías y en los líderes sociales quienes después de la reunión previa pueden convocar a la comunidad. Nuestra intención es que haya una representación masiva.      

¿Qué pasa con las audiencias que no se pueden realizar? ¿Se reprograman?

En este momento los ánimos no están para reprogramarlas, escuchando a la comunidad ellos tienen muchas inquietudes, primero debemos hacer un acercamiento con la comunidad, un relacionamiento con ellos para que entiendan cuál es el proceso, en qué consiste y cómo se va a realizar para evitar que haya malas interpretaciones. Mientras no tengamos la tranquilidad de que nos van escuchar no vamos a reprogramar las audiencias.  

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Podcast: Una ciudad endeudada

Dairo Benítez Villareal, ingeniero ambiental de la UNAD, hace una radiografía de la situación ambiental de Duitama y de los retos de sus autoridades.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
Scroll Up