La comunidad vecina del relleno pide que este sea clausurado. Foto: Archivo particular.

Coservicios tiene tres procesos sancionatorios por fallas en operación del relleno sanitario de Sogamoso

Uno de ellos tiene que ver con el vertimiento de lixiviados. Corpoboyacá vigila el cumplimiento de acciones de mejora.

Se trata de hechos repetitivos, es decir de situaciones en las cuales la autoridad ambiental le ha llamado la atención en varias ocasiones a la Compañía de Servicios Públicos de Sogamoso (Coservicios) por el incumplimiento de medidas de manejo de lixiviados, la ausencia de la planta de tratamiento de lixiviados a la cual se habían comprometido, la disposición de terrazas y los cerramientos correspondientes.

Heiler Martín Ricaurte, subdirector de administración de recursos naturales de Corpoboyacá, informó que tales llamados de atención están consignados en tres procesos sancionatorios adelantados en contra de Cooservicios como parte del ejercicio de seguimiento a la licencia otorgada por la entidad para permitir la operación del Relleno Sanitario Terrazas del Porvenir. 

Ricaurte señaló que la licencia vigente le permite a la Compañía de Servicios de Sogamoso la disposición de residuos sólidos domiciliarios en las celdas habilitadas para tal fin, y como complemento cuenta con una concesión de agua, un permiso de vertimientos y la autorización para realizar aprovechamientos forestales dentro del polígono del relleno.

“Tales medidas buscan impedir la afectación de los recursos naturales como el agua, la fauna, la flora, el aire y por supuesto el impacto hacia la comunidad”.

Los procesos sancionatorios referidos por Heiler Martín Ricaurte, que se remontan a 2016, están consignados bajo los expedientes OOCQ-0580- 16, OOCQ-0127-18 y OOCQ-0271-19, y dada la naturaleza de los mismos en abril de 2022 los tres se acumularon en uno solo identificado con el número OOCQ-0580-16. Actualmente se encuentran en etapa de formulación de cargos.

El subdirector de Recursos Naturales de Corpoboyacá agregó que el proceso sancionatorio se está desarrollando según lo dispuesto en la Ley 1333 de 2009, su desarrollo incluye entre 6 y 8 etapas, y “esperamos que en los próximos meses esté resuelto con multas si es del caso”, indicó el funcionario.

Aclaró que, según lo determinado por la legislación vigente, Coservicios tiene la posibilidad de interponer recursos como parte del ejercicio de su defensa, al tiempo que puede avanzar en la ejecución de las obras de mitigación exigidas por la autoridad.

Una de esas acciones tiene que ver con la construcción y puesta en operación de la planta de tratamiento de lixiviados a través del sistema de ósmosis inversa. Al momento de nuestra conversación con Ricaurte, Corpoboyacá tenía pendiente verificar en campo el avance en la construcción de la misma y la efectividad de este ejercicio de depuración de aguas contaminadas por los desechos domésticos.

Según el reporte entregado por Coservicios a la autoridad ambiental, esta planta estaría en capacidad de tratar diariamente 120 metros cúbicos de agua.

Corpoboyacá ha reiterado que mantiene su vigilancia sobre la operación del relleno de Sogamoso. Foto: @Corpoboyaca

Los descargos de Coservicios

El gerente de la Compañía de Servicios Públicos de Sogamoso, Pedro Barrera Mesa, explicó que la planta de lixiviados cuenta con un diseño de tipo físico químico utilizado en el tratamiento de lixiviados maduros, “este tratamiento lo componen los procesos de oxidación química, adsorción, precipitación química, coagulación/floculación, sedimentación, extracción con aire, desinfección y un proceso de ósmosis inversa”.

Respecto al deslizamiento ocurrido el 4 de diciembre de 2022, y asociado presuntamente al deficiente manejo de los lixiviados, Barrera sostuvo que el mismo se registró a causa de la saturación de agua en el área donde se había dispuesto un material para el relleno de las terrazas.

Aunque el gerente ha desvirtuado el argumento de fallas en la operación del relleno, la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo de Boyacá conceptuó en su momento que las aguas de escorrentía incidieron en la emergencia al interior del sitio de disposición final.

Tal como lo publicó entreojos.co el 21 de diciembre pasado, el director de Gestión del Riesgo del departamento, Manuel Castellanos, reportó que “dentro del cuerpo del deslizamiento se evidencia un tubo que drena agua constantemente y consideró pertinente establecer la procedencia del mismo. En opinión de los técnicos, este flujo constante contribuye a la generación y a la activación del proceso de remoción en masa actual”.

El informe añadió lo siguiente: “Durante el recorrido se evidenció que las cunetas perimetrales aledañas al deslizamiento no entregan el agua lluvia que conducen a una fuente hídrica cercana, y que esta se esparce por el talud afectando el deslizamiento”.

A partir del concepto emitido por la Unidad de Gestión del Riesgo, Coservicios dio cuenta de la realización de tres actividades puntuales:

– Manejo de aguas lluvias con limpieza de cunetas y construcción de disipador para evitar que se sature al área afectada por el deslizamiento.

– Manejo del tubo encontrado en el área del deslizamiento con un descole fuera del área afectada. 

– Nivelación del material que se encontraba en el área de la corona del deslizamiento, sello de fisura con arcilla y control con viguetas de yeso.

La comunidad vecina de San José Porvenir mantiene su protesta por los efectos históricos del relleno en sus dinámicas cotidianas.

Las quejas continúan

En atención a las quejas de la comunidad sobre presuntos impactos de los lixiviados en predios productivos de pobladores de la zona aledaña al relleno sanitario, entreojos.co consultó al gerente de Coservicios sobre el particular.

Le preguntó en concreto sobre las acciones para identificar tal situación, el resultado de las mismas, así como las estrategias de remediación y compensación de los eventuales impactos.

Sobre el particular Pedro Barrera respondió, sin atender puntualmente al malestar ciudadano, que a través de la planta de tratamiento de lixiviados “se pretende controlar, mitigar y tratar la generación natural de lixiviados…es una medida de atención a los impactos ambientales que se puedan generar”.

Frente al reclamo por presunta presencia de residuos hospitalarios, Barrera fue categórico, “el Relleno Sanitario Terrazas del Porvenir no tiene licenciamiento para disponer Residuos Hospitalarios y Peligrosos, pues únicamente está dispuesto para Residuos Sólidos Domiciliarios”.

Instó a quienes hacen “ese tipo de señalamientos” a acudir a las autoridades competentes con el material probatorio correspondiente “a fin de poner en conocimiento la indebida disposición de este tipo de residuos y con ello lograr atender, de ser el caso, la situación por parte de la empresa en aras de encontrar los correctivos necesarios”.

Pese a las explicaciones de la empresa, la mediación de la Procuraduría, el desarrollo de las mesas de trabajo con presencia de la Gobernación de Boyacá y de Corpoboyacá, los vecinos del relleno mantienen su bloqueo para impedir allí la disposición de residuos. Insisten en su clausura. 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Publicidad

Contenido Relacionado

Oportunismo ambiental

ONG advierte sobre impactos negativos de campañas masivas de siembra de frailejones en páramos afectados por incendios.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar
entreojos.co
Conflictos

Animales en peligro

El 65 por ciento de los ejemplares de la fauna silvestre recuperados por las autoridades llega en muy mal estado.