El proyecto de Perforación Exploratoria COR-15 contará con 12 pozos.

ANLA otorga licencia ambiental a proyecto petrolero COR15 en área de cuatro municipios de Boyacá

Líderes comunitarios consideran que la autoridad desestimó reclamos de campesinos, reiteran sus críticas al estudio realizado por la UPTC y al gobernador por su silencio.

Las alarmas están prendidas en los municipios de Betéitiva, Busbanzá, Corrales y Tasco al conocerse que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) otorgó licencia ambiental de exploración a Maurel & Prom para el proyecto denominado Área de Perforación Exploratoria COR-15 que comprende 9.397 hectáreas. 

A partir de lo expuesto en la Resolución 1795 del 11 de octubre de 2021, la ANLA autorizó a la multinacional francesa para realizar la construcción de seis locaciones o plataformas multipozo. Cada plataforma contará con varios espacios, entre ellos taladro de perforación, depósitos para el almacenamiento de químicos y combustibles, helipuerto y sistemas de tratamiento de agua residuales.

En cada plataforma se perforarán hasta dos pozos con una profundidad variable de hasta 3.657 metros (12.000 ft), esto quiere decir que el Proyecto Área de Perforación Exploratoria COR-15 contará con 12 pozos distribuidos en los cuatro municipios cobijados por la licencia. “La perforación se realizará mediante equipo convencional por rotación”, indicó la ANLA en su Resolución. 

El permiso otorgado por la autoridad de licencias ambientales a Maurel & Prom la faculta para adecuar y/o mantener hasta 30 kilómetros de vías existentes, y construir hasta 30 kilómetros de vías nuevas compuestas por tramos de hasta de cinco kilómetros por locación o plataforma “para acceder a los sitios donde se ubiquen las locaciones o plataformas multipozo partiendo de los corredores viales existentes”. 

La licencia avala asimismo la construcción de 15 kilómetros de líneas de flujo de ocho pulgadas para conectar las plataformas de perforación con el propósito de llevar los fluidos (crudo y/o gas, aguas de formación) hasta el sitio donde se ubiquen las facilidades tempranas de producción, y hasta el gasoducto de la Estación Belén o la Estación de Corrales.

Cada plataforma debe contar además con una Zona de Disposición de Materiales de Excavación (ZODME), tales desechos pueden ser usados en la adecuación de vías existentes, la construcción de nuevas vías de acceso o de plataformas o locaciones de perforación y facilidades tempranas de producción como se denomina al espacio y al conjunto de equipos utilizados para el procesamiento de crudo, agua de formación y el gas proveniente de los pozos. 

También le puede interesar: Podcas: ¿Petróleo o agua?, un debate que vuelve a perder las alarmas en Boyacá.

La Asociación de Acueductos Comunitarios de Tasco se opone al proyecto petrolero. Advierte riesgos para las fuentes de agua.

Sobre permisos de aprovechamiento de recursos naturales

En la Resolución 1795 del 11 de octubre de 2021 la ANLA autoriza a Maurel & Prom para beneficiarse de aguas superficiales para uso industrial y doméstico en dos puntos del río Chicamocha, y en cualquier época del año, en un caudal máximo de hasta dos litros por segundo (2 l/s).

En este punto la autoridad ambiental previó los siguientes escenarios en caso de que la corriente de agua del Chicamocha no sea suficiente: 

En caso de que el caudal del río Chicamocha sea igual o menor al caudal ecológico (4.8 m3/s), se deberá suspender la captación.

– En ningún caso la suma de los caudales captados en los dos puntos debe superar el caudal total autorizado (2 l/s).

– En caso de presentarse una disminución drástica del caudal que pueda afectar las condiciones del ecosistema, la flora o la fauna o causar perjuicios a los usuarios aguas abajo de los puntos de captación autorizados, se deberá suspender la captación y dar aviso a Corpoboyacá y a la misma ANLA. 

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales autorizó a la compañía para explorar aguas subterráneas mediante la perforación de hasta seis pozos (uno por cada locación o plataforma) en un rango de profundidad de hasta 180 metros.

En cuanto a ocupación de cauces, la licencia ambiental para el proyecto COR15 autoriza ocho ocupaciones de cauce “con un rango de movilidad autorizado de 3 metros aguas arriba y aguas abajo” en sitios como las quebradas Saurca, Grande, Canelas, Sicuanova, La Rinconada y Gaspar, y el río Chicamocha. 

Sobre las emisiones atmosféricas, el permiso concedido al proyecto de perforación exploratoria da aval para “la quema del gas generado durante las pruebas de producción cortas y extensas mediante quemadores portátiles (1 por cada plataforma) y posteriormente teas (1 por cada plataforma) que permitan la combustión completa a fin de controlar la emisión de material particulado y gases contaminantes”. 

Llama la atención que la ANLA le pide a Maurel & Prom realizar varios ajustes al Plan de Manejo Ambiental y presentarlos en el término de tres meses. Los ajustes solicitados están asociados a temas como manejo de materiales de construcción, de combustibles y químicos, de residuos sólidos, peligrosos y especiales, y de fauna y flora, además de otros vinculados a la conservación de servicios ambientales y la protección y conservación de hábitats, ecosistemas estratégicos, áreas sensibles y/o áreas naturales protegidas. 

Tal solicitud genera inquietud entre quienes se oponen al proyecto, y al respecto recordaron que en varias ocasiones plantearon cuestionamientos por sus falencias al contenido del estudio de impacto ambiental realizado por el Instituto para la Investigación y la Innovación en Ciencia y Tecnología de Materiales (Incitema) de la UPTC. 

También le puede interesar: Crónica de una audiencia frustrada.

La ANLA privilegió el petróleo sobre el agua

Pedro Castañeda, de la Asociación de Acueductos Comunitarios de Tasco, dijo que la autoridad de licencias ambientales desconoció los argumentos de la comunidad y privilegió el petróleo sobre el agua y la vocación campesina. 

Castañeda fue una de las personas que intervino en la audiencia convocada por la ANLA para socializar el proyecto petrolero y que tuvo dos partes, la primera el 24 de marzo pasado, suspendida por problemas de conectividad, y la segunda, el 19 de agosto. En las dos ocasiones Castañeda expuso los inconvenientes de una intervención de esta naturaleza en el territorio ocupado por los municipios de Beteitiva, Busbanzá, Corrales y Tasco. 

Entre tanto el Colectivo por la Protección de la Provincia de Sugamuxi cuestionó el silencio y la diligencia conveniente tanto del ex gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya; como del actual mandatario regional, Ramiro Barragán Adame. 

“Los gobiernos nacional y departamental movieron los “hilos” e hicieron el lobby necesario para quedar bien con los financiadores de sus campañas electorales, y de paso, para rescatar el buen nombre de la institución pública de educación superior que pusieron al servicio de intereses multinacionales, traicionando así el espíritu que la fundó y su deber ser en favor de las poblaciones rurales históricamente agredidas y golpeadas por sucesivas violencias”.

Urgieron el apoyo del pueblo de Francia y “de todos los ciudadanos del mundo que sientan como propia la responsabilidad de hacer cambios profundos en las formas como nos relacionamos entre nosotros mismos y con nuestros territorios. La crisis ambiental global no se va a solucionar sola, y menos si quienes ostentan la dirección de los gobiernos del mundo le siguen apostando al modelo económico responsable de la debacle”.

Buscamos la opinión del gobernador Ramiro Barragán sobre la licencia entregada a Maurel & Prom y los reparos de la comunidad frente a su papel como líder departamental en este caso, sin embargo, al momento de la publicación de este artículo no habíamos obtenido respuesta a nuestros interrogantes. 

A través de su equipo de prensa también consultamos al ex gobernador Carlos Andrés Amaya sobre las críticas hechas por el Colectivo en su contra. Nos indicaron que le trasladarían nuestras preguntas y nos harían llegar sus respuestas una vez Amaya respondiera.  

Otras reacciones a la licencia petrolera

Jorge Eduardo Londoño, senador del partido Verde, el mismo del gobernador Barragán, calificó como “nefasta” la decisión de la ANLA. 

“Boyacá tiene vocación agropecuaria y defensora del agua. Eso es una afrenta a los boyacenses e incumplimiento de la promesa del gobierno nacional cuando hice la audiencia en contra del fracking y prometieron que en Boyacá no habría explotaciones petroleras”.

El texto de la Resolución 1795 del 11 de octubre de 2021 puede consultarse integralmente aquí. 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Podcast: El negocio es verde

Artesanos que viven del páramo y productores que combinan el cacao y el turismo como estrategia de conservación. Aquí les presentamos varios emprendimientos sostenibles.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar