Humedal
La inundación de un edificio de apartamentos genero debate sobre si el sector es o no un humedal.

¿Es o no es un humedal?

La Alcaldía de Tunja y Corpoboyacá deberán definir si el cuerpo de agua que inundó un conjunto de apartamentos en el norte amerita medidas de protección.

Las lluvias de las últimas semanas han provocado inundaciones en diferentes sectores de la capital boyacense. Una de estas situaciones se presentó sobre la Avenida Universitaria y comprometió los parqueaderos del edificio Argami, de la Constructora Alcabama. Así lo informó el Cuerpo Oficial de Bomberos Voluntarios de Tunja. 

La emergencia mereció además la intervención del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres y la coordinación de acciones para el drenaje de las aguas lluvias. 

Esta situación motivó a la pregunta sobre si la acumulación de agua en el sector obedecía a la existencia de un humedal estacional o temporal sin caracterizar por parte de las autoridades municipales y ambientales. 

Otro interrogante estuvo relacionado con la razón por la cual la Curaduría habría otorgado una licencia de construcción en una zona susceptible de este tipo de eventos, teniendo en cuenta que, antes de su desarrollo urbanístico, en esta parte de la capital existía un humedal de importantes dimensiones. 

¿Por qué suponer que este sector del norte fuera un humedal? 

La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, conocida como Convención de Ramsar, “es un acuerdo internacional que promueve la conservación y el uso racional de los humedales”. Este tratado define a los humedales como “toda área terrestre que está saturada o inundada de agua de manera estacional o permanente. Entre los humedales continentales se incluyen acuíferos, lagos, ríos, arroyos, marismas, turberas, lagunas, llanuras de inundación y pantanos”. 

Es común escuchar entre los expertos la frase de que todo charco es susceptible de ser humedal hasta que no se demuestre lo contrario. 

Luego de nuestra publicación en redes sociales, en la que nos preguntábamos sobre este particular, algunas personas opinaron a favor y en contra de la posibilidad de que tal acumulación de agua se tratara de un humedal. 

Para saber si esta acumulación de agua es o no humedal, consultamos a Corpoboyacá, a la Alcaldía de Tunja y al gremio de los constructores. 

Puede que si, puede que no

Herman Amaya Téllez, director de Corpoboyacá, consideró importante hacer una evaluación técnica que permita saber si este sector de la Av. Universitaria es un humedal o una zona de recarga hídrica. 

En un concepto expedido a solicitud de entreojos.co, Corpoboyacá manifestó que el municipio deberá aportar la “información primaria (biofísica y socioeconómica) de los lugares que presentan posiblemente ecosistemas lenticos temporales o estacionales, que sirvan como insumo técnico para la identificación, definición del límite espacial preliminar y priorización para delimitación funcional”.

En otras palabras, la Alcaldía de Tunja, a través de sus oficinas de Planeación, Gestión del Riesgo y la que asesora la revisión general del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), fueron invitadas por la autoridad ambiental a aportar los insumos necesarios a fin de determinar las características del pantano causante de la inundación en Argami.

También le puede interesar:  Son seis los humedales de Tunja delimitados por Corpoboyacá

Corpoboyacá considera propicio el hecho de que en la actualidad la Alcaldía adelante la revisión general del POT, “por lo que se hace oportuno el levantamiento de información que permita, si es el caso, incorporar estos ecosistemas a los suelos de protección por su importancia ambiental y buscando definir usos que propendan por su protección y recuperación”.

La autoridad ambiental recomendó que las visitas de identificación se realicen en los meses de mayor precipitación con el objetivo de identificar la marea máxima y proponer una delimitación preliminar, si es del caso. 

Resaltó además la importancia de establecer medidas de protección que eviten transformaciones del terreno por intervenciones u obras de desarrollo urbano, agropecuario e industrial, si es que los estudios preliminares arrojan que el área evaluada “cumple con los principales criterios para la identificación de sistemas lénticos”. 

Alcalde de Tunja

Por ahora no es humedal

Jonathan López Gómez, asesor del Plan de Ordenamiento Territorial de la Alcaldía de Tunja, explicó que en el diagnóstico ambiental preliminar del POT se describe que en el pasado en la ciudad existieron varios humedales, estos, sin embargo, desaparecieron por el urbanismo “fueron rellenados y no se explica cómo se dieron licencias en áreas de humedal con el argumento de que ya se habían secado”. 

López se refirió además a los eventos de retorno en alusión a los fenómenos de inundación registrados en periodos de 10 años o más en los que el agua regresa con fuerza a determinados sectores en donde antes pudo existir un humedal o el cauce de un río, y hoy hay viviendas o desarrollos viales. Siempre se ha dicho que el agua tiene memoria.  

Manifestó que en la actualización del POT efectuada en 2014 “se hicieron revisiones en la zona de la Av. Universitaria y se determinó que había sectores secos sin posibilidad para considerarlos como humedales”. 

Reiteró el concepto de eventos de retorno para explicar la aparición ocasional de zonas de retención acuífera como aquella que comprometió al edificio Argami.

El asesor de planeación refirió como hecho de contexto el trabajo conjunto con Corpoboyacá para la identificación y delimitación de humedales, tarea que se ha visto trastocada por las restricciones asociadas a la pandemia. Citó la fase de formulación del Plan de Ordenamiento Territorial y la pretensión de incluir todo el tema de composición de acuíferos o cuerpos agua intermitentes que van y vienen por temporadas estacionales. 

“La idea es caracterizar zonas que sabemos que van a volver a inundarse, esas zonas las pretendemos delimitar de manera tal que se puedan hacer parques y reservorios y labores de recuperación ambiental”, indicó Jonathan López.

Informó que se tiene previsto ejecutar un plan de bloqueos preventivos o infraestructuras de mitigación hidráulica, consistentes en la construcción de box culvert y sistema de drenaje a fin de evitar inundaciones en zonas residenciales 

El funcionario insistió en que la acumulación de aguas lluvias sobre un costado de la Av. Universitaria no está actualmente contemplada como humedal, aunque consideró prudente esperar el resultado de los estudios conjuntos entre Corpoboyacá y la Alcaldía de Tunja.

En el caso de identificarse un potencial ambiental, el municipio declararía el predio como de interés público y se avanzaría en procesos de conservación, restauración y delimitación, además de aquellos que aseguren la adecuada armonización con las áreas construidas. 

El inventario de humedales vigente, de acuerdo con la información aportada por Corpoboyacá, reporta 14 humedales urbanos y 14 rurales. De este total de 28 humedales, seis urbanos han sido delimitados y están a la espera de la formulación de sus correspondientes planes de manejo. 

Inundación

La mirada de los constructores

Ana Elvia Ochoa Jiménez, gerente regional de la Cámara Colombiana de la Construcción, pidió tener en cuenta que las curadurías licencian sobre la base de lo que está definido en el POT. 

Planteó que Corpoboyacá y el municipio deben revisar, con base en las determinantes ambientales y de gestión del riesgo, si es necesario proteger algunas zonas adicionales en este valle a propósito de la etapa de revisión del ordenamiento territorial. “Los estudios hidrológicos, geomorfológicos y de rondas lo dirán”.

Hizo énfasis en el incremento de las precipitaciones, por encima del promedio de otros años, y en la saturación del suelo, situación que impide la absorción de los excedentes de agua lluvia sobre el terreno.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Una cruzada por el lago Sochagota

A través de este perfil, la periodista Carolina Pinzón describe el empeño de la investigadora Olga Usaquén por salvar al ecosistema. El trabajo recibió el apoyo de CdR y la KAS.

El sabio sembrador de semillas

A sus 93 años el abuelo Manuel Santacruz Lemus, un sabio del pueblo Gunadule, sigue cultivando árboles, plantas y comida para proteger a su comunidad en el Golfo de Urabá.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar