La agricultura intensiva de alimentos está impactando a los ecosistemas. Foto: Shutterstock / Alf Ribeiro.

ONU pide cambios en la producción y el consumo sostenibles de alimentos

La agricultura tradicional consume el 70 % del agua extraída de la naturaleza y genera hasta un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La pandemia ha demostrado cuán frágiles y vulnerables son los sistemas alimentarios de la humanidad. 

Según el informe ‘El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo’, 811 millones de personas estaban desnutridas en 2020, un aumento de 118 millones con respecto a 2019. Por otro lado, investigaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) han encontrado que el 17 % de los alimentos del mundo se tira a la basura.

La ONU considera fundamental cambiar la forma en la que se producen y se usan los alimentos, “sería una manera de hacerle frente a la emergencia climática”. 

Datos consolidados por Naciones Unidas evidencian que los sistemas alimentarios son responsables del 70 % del agua extraída de la naturaleza, generan hasta un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano, y la agricultura ha sido identificada como una amenaza para 24.000 de las 28.000 especies en riesgo de extinción (más del 86%).

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), señaló algunos pasos para impulsar la transformación hacia un sistema alimentario sostenible, y entre ellos está fortalecer la acción en torno a las convenciones en temas como cambio climático, desertificación, incorporación del concepto de la biodiversidad en la agricultura y la silvicultura; reorientar las ayudas agrícolas; y abordar la creciente demanda de alimentos baratos en los países ricos, lo que está conduciendo a una agricultura intensiva y alejando la agricultura de los sistemas regenerativos de la naturaleza.

“En el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estamos comprometidos a unirnos con otras agencias de la ONU, como una sola ONU, para apoyar a los países en la implementación de compromisos ambiciosos con el fin de transformar nuestra relación con los alimentos, en favor de las personas y el planeta”, dijo Andersen. 

A su turno Agnes Kalibata, enviada especial del Secretario General de la ONU para la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, advirtió que los países o comunidades no podrán alcanzar sus objetivos de cero emisiones netas si no se transforman los sistemas alimentarios. 

Los esfuerzos por hacer más racional la producción y el consumo de alimentos están enmarcados dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  

 

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicidad

Contenido Relacionado

Una cruzada por el lago Sochagota

A través de este perfil, la periodista Carolina Pinzón describe el empeño de la investigadora Olga Usaquén por salvar al ecosistema. El trabajo recibió el apoyo de CdR y la KAS.

El sabio sembrador de semillas

A sus 93 años el abuelo Manuel Santacruz Lemus, un sabio del pueblo Gunadule, sigue cultivando árboles, plantas y comida para proteger a su comunidad en el Golfo de Urabá.

Gracias por leer nuestras historias, gracias por apoyar el periodismo independiente. Tu aporte será muy valioso para seguir investigando y contando historias de conservación.

También le puede interesar